Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El general de generales conocidas

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 28, febrero 2018 - 12:00 am

Nuevamente el general sale a luz pública gritando y con el refuerzo de toda la plana de hombres de uniforme para “salvar” el honor de la institución castrense  porque dos coroneles, un teniente coronel y algunos soldados más, han sido acusados y llevados a tribunales para que respondan por el cargo de privación de libertad, tortura,  organizaciones ilícitas, proposición de homicidio, pretender sobornar al Órgano Judicial y presionar a las dos jóvenes víctimas para que no declararan.

El general otra vez habla de abusos de poder y de maniobras contra la Fuerza Armada acusando al Fiscal General de atacar la honorabilidad de los involucrados, por el hecho de llevarlos ante el juez para que respondan por los cargos, pero ¿qué más abuso de poder que ese de presentarse con todo el alto mando en traje de fatiga y desde ahí tratar de intimidar a la autoridad civil?

No es primera vez que el generalísimo hace alarde de la fuerza que se le ha delegado comandar , si no recordemos llevando aviones, tanquetas, francotiradores y cuanto pudo a la Asamblea Legislativa para presentar un informe de labores o sino el día en que a la Fiscalía le cerró las puertas para que investigara el robo y venta de armas de la fuerza armada o cuando movilizó siendo ministro de seguridad a los mareros más peligrosos de Zacatráz a otras cárceles para favorecer la tregua, son más abusos los por él cometidos que lo que puede significar llevar a juicio a coroneles y soldados por torturar personas.

publicidad

Quisiera recordarle al general que las Fuerzas Armadas, según la Constitución, está supeditada al poder civil y debe obedecer las leyes de la República tan igual que el resto de ciudadanos, que vestirse de verde o portar un arma no lo hace menos afecto de la ley penal y que hacer semejante aspaviento por un proceso en contra de algunos de sus miembros es insubordinación al orden civil e irrespeta la verdadera honorabilidad de las Fuerzas Armadas que se ha ganado esa honorabilidad respetando la ley y sometiéndose al régimen Constitucional y al poder ciudadano emanado del pueblo en las urnas.

Su conducta, general, solo nos recuerda las viejas costumbres militares y la de los acusados un remanente de lo que llevó a la revolución armada, la opresión desde el régimen por militares asociados al poder político ¿será eso aún una realidad para este país?


Si el Fiscal dice que entre sus barracas hay grupos de exterminio y torturadores, no es haciendo cuerpo institucional como se resuelve, sino cerrando filas para entregar información, destituir o dejar sin cargo a los culpables, responder a las víctimas y asegurándose que eso no suceda nunca otra vez. El grito del general no debe ser para callar al acusador sino para ordenar transparencia, es para dar la orden de responsabilidad ante la ciudadanía que sigue esperando de usted el valor y honor del cargo que representa, porque usted mismo exigió justicia cuando le negaron el ascenso, no la niegue hoy a quienes equivocada o certeramente quieren justicia.

La historia de las fuerzas armadas merece no repetirse, porque dañó mucho al país y lo logrado en los acuerdos de paz es letra y palabra de hombres que murieron y lucharon por vencer esa opresión, el deber es sofocar todo intento de volver al pasado y que cada institución cumpla su función dentro del orden democrático y de estado republicano que la constitución establece.

Los jóvenes torturados por muy maleantes que sean o hayan sido tampoco merecen la tortura, la captura ilegal o la “confesión extrajudicial”  sino el trato justo y total de las leyes, pero si desde las esferas más altas del poder el mensaje es “yo puedo hacer y tú no” el resultado ya lo conocemos y seremos exigidos por la historia al dejar pasar la oportunidad de construir la verdadera paz.

Así que mis palabras, general, son para motivarle a que use sus esfuerzos para construir nación y no para construir su feudo, crear falsa honorabilidad con las armas al hombro no creará más que un ambiente negativo para el país porque la honorabilidad no la da la fuerza sino la paciencia, la humildad y la reflexión.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.