Cerrar [X]

Editorial

El impacto de nuestra baja calificación

lunes 13, julio 2015 - 12:00 am

Una vez más, el desempeño económico del país y el futuro de nuestro nivel de endeudamiento y capacidad de pago, ha sido puesto en duda por la calificadora de riesgo, Fitch Ratings.

Desde 2009 nuestras calificaciones de riesgo van a la baja y ahora hemos quedado muy cerca de los llamados bonos basura o de aquellas economías que están cerca del default, es decir de la incapacidad de pago de la deuda. Fitch nos has colocado entonces la calificación B+.

Entre 1997 y 2009, El Salvador tuvo calificación de grado de inversión y ahora estamos en el terreno del riesgo absoluto. Según las definiciones de la agencia, la nota implica una capacidad de pago vulnerable.

publicidad

Fitch recomienda mejorar el clima político y de negocios, para que aumente la inversión y crezca la economía con más vigor, algo que han repetido organismos financieros internacionales, tanques de pensamiento locales, analistas financieros y políticos, pero nuestra clase política parece no tomar en cuenta ninguna de esas recomendaciones.

La calificación seguirá empeorando si el deterioro fiscal continúa, si la deuda pública sigue manejándose como hasta ahora y si el discurso político sigue creando incertidumbre y falta de predictibilidad. Hay que poner atención.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.