Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El lamentable silencio del TSE

viernes 27, febrero 2015 - 12:00 am

El domingo todos a votar, el por quién es tema de conciencia y afinidad ideológica. La saturación de anuncios publicitarios y mensajes transmitidos a través de espacios de entrevistas ha sido suficiente (excesivo, en algunos casos) para concluir que todos ofrecen lo mismo y ninguno profundiza en el cómo y ni en el cuánto. Los partidos políticos han hecho su tarea. Haciendo uso de diferentes tácticas, ha quedado claro quiénes sí tienen la billetera gruesa, y a quienes apenas les alcanzó para ejecutar un par de acciones artesanales. Pero en todo caso, todos se han esforzado por comunicar.

En cambio el Tribunal Supremo Electoral (TSE), el actor más importante de estas elecciones, ha procedido con una pasividad y omisión que asusta. Restan menos de 48 horas para abrir las urnas y muy pocos tiene claro lo más básico: ¿cómo votar? Es irresponsable como el TSE ha llevado este proceso en términos de comunicación, dejando que sean los partidos quienes, a su conveniencia, le expliquen al votante qué debe hacer cuando tengan las papeletas en sus manos.

En vez de fomentar la democracia que encierra un sistema de elección muy diferente al acostumbrado, que contribuiría a conformar una Asamblea Legislativa más plural y equilibrada, los magistrados del Tribunal se han hecho “del ojo pacho” y cedido espacio para que los institutos políticos contradigan el espíritu de las resoluciones de la Sala de lo Constitucional, al decirle al ciudadano: “no te compliqués, marca las tres”.

publicidad

Hace meses, el TSE debió invadir el país de mupis, vallas, anuncios de periódico, de televisión, de radio y hasta las redes sociales con diferentes mensajes que educaran al votante sobre el voto por rostro y cruzado; sobre cómo proceder en caso de las coaliciones electorales y cuál es el mínimo de marcaciones para el Parlacen, porque muchos ni eso saben.

El Tribunal ha guardado un silencioso hasta sospechoso. ¿Por qué? ¿Por falta de dinero o por falta de buenos asesores en comunicación que le dijeran cómo hacer las cosas y bien? ¿Cuál es la verdadera respuesta? Sí, ha habido una comunicación pero tibia e ineficiente ante una votación histórica en cuanto al proceso de elección. Lógico que dicho silencio haya sido aprovechado por los partidos y los candidatos. Gracias a uno de ellos, se conoce que si un aspirante alcalde es apoyado por dos o más banderas (coaliciones), el votante puede marcar en la papeleta cualquiera de las tres y no necesariamente la que a lo largo de la campaña estuvo sobresaliendo. Señores del TSE, ¿costaba tanto hacer lo mismo de forma institucional, cuando tiene a más de un candidato compitiendo apoyado por una coalición?


Y si la forma (que en este caso, sumamente importante) está mal, el fondo, peor. El TSE no le ha explicado al ciudadano cómo será el conteo de votos, lo que pasará cuando la marcación sea totalmente cruzada, o cuando se seleccione a menos de la cantidad máxima de diputados de un departamento; tampoco ha dicho si se puede votar por el independiente de San Salvador y por tres o más de uno o más partidos. Y el residuo, ¿se mantiene? ¿Cómo se definirá éste, seguirán siendo los partidos pequeños los grandes favorecidos con los votos sobrantes?  La conformación de los concejos plurales cómo será, a partir de qué cantidad de votos se determinarán las cuotas de participación. ¿Todos los partidos que pierdan tendrán derecho a tener, por lo menos, un concejal?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.