Cerrar [X]

Editorial

El lógico final de un caso judicial politizado

Miércoles 8, Julio 2015 - 12:00 am

El final del llamado caso CEL-ENEL cierra las puertas de un proceso claramente politizado, impulsado por el gobierno anterior como parte de la campaña electoral y que provocó un profundo daño en nuestro destino para los inversionistas extranjeros.

El Estado de El Salvador perdió todas las instancias judiciales nacionales e internacionales por el contrato con la firma italiana ENEL, socia estratégica de la autónoma LaGeo. Pero las administraciones Saca y Funes se negaron a reconocer su derrota en esos procesos y desconocieron el contrato. El gobierno anterior impulsó entonces un proceso judicial contra varios exfuncionarios y contra la transnacional, coincidiendo con la campaña electoral.

El conflicto terminó con un acuerdo entre el Estado salvadoreño y ENEL para comprar las acciones a la firma italiana y la liberación de responsabilidades para los exfuncionarios y ejecutivos de la compañía.

publicidad

El sobreseimiento definitivo de los acusados cierra entonces un episodio donde la justicia se pretendió usar políticamente y el país se ganó una mala imagen como socio de empresas internacionales. Una lección para el país que necesita inversionistas en un clima de predictibilidad y respeto a la seguridad jurídica de aquellos que osan invertir en El Salvador.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.