Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El mapa político actual

Dr. Mauricio Eduardo Colorado / Abogado

lunes 30, julio 2018 - 12:00 am

No olvido la recomendación que me dio un amigo hace algún tiempo cuando platicábamos sobre lo que ocurría en el ambiente político nacional: “No dejés de platicar con la gente que se traslada en los buses, o que circula en los parques o en los mercados, si querés tener una visión mas completa de lo que verdaderamente ocurre y como piensa la verdadera gente del pueblo.” Creo que tenía razón. Ahora que los partidos políticos están dibujando un nuevo mapa para la elección presidencial a celebrarse en febrero de 2019, creemos que se puede prever que la elección no será como las tradicionales de siempre. Se están incorporando elementos nuevos que indudablemente pueden traer cambios sustanciales y efectos en la vida nacional que produzcan cambios significativos en la vida de los salvadoreños.

Un primer elemento ha sido la modalidad de que los dos partidos tradicionales, llamados desde siempre “mayoritarios”, pareciera que han decidido llevar en su fórmula vicepresidencial elementos femeninos, con propósitos variados, pero indudablemente, con la intención de motivar al sector del antes llamado sexo débil. La referida modalidad, sin embargo, pareciera que ha producido algunas divisiones en sectores tradicionalistas de los sectores fundadores de ambos partidos, que han expresado públicamente sus reclamos por un lado, y sus adhesiones por otro, a las “controversiales” decisiones. En el lado del partido actualmente gobernante, se hace mas visible la escisión entre el candidato y la cúpula partidaria desde el momento en que las bases se separaron del “delfín” de la cúpula, y ésta, lejos de interpretar el mensaje renunciando, respondió con un “seguiremos en el control del partido”.

Posteriormente, han tenido otro grave encontronazo en relación con el tema Ortega y Nicaragua, pues el partido apoya al dictador y el candidato lo rechaza.

publicidad

El otro gran elemento que influye en el proceso electoral es el fenómeno Nayib Bukele, que de alguna forma, incide como elemento significativo en los votantes, afectando de forma notoria restando votos a la llamada izquierda, lo que produce escozor en algunos sectores y con ello en las autoridades electorales que al momento aún no resuelven el destino de los partidos que podrían significar la vida o la ausencia del personaje de marras en el evento electoral.

Vea usted, amigo lector, si este personaje no tiene influencia en el evento, si hasta ha hecho opinar al Secretario General de la OEA en este tema, que solamente atañe a los salvadoreños. También intervienen personajes no menos simpáticos como el exalcalde Salgado de San Miguel que de alguna forma por su forma singular de ser, acapara votos, que a la larga, harán falta a otros candidatos para obtener el gane. Finalmente, no se puede descartar a los derrotistas que proponen anular el voto como arma para demostrar su inconformidad con la situación de insatisfacción que se vive en muchos lugares del país, o el accionar de las pandillas que recibiendo órdenes de dirigentes políticos corruptos les mandan decomisar los duis a los votantes para que no puedan ejercer el sagrado derecho de escoger a quien los gobierne.


Ciertamente el mapa político que se dibuja –por ahora– no deja de ser complicado, aunque tenemos la impresión de que en todos los sectores políticos se perfila la necesidad de dar un paso adelante. Todos parecen haber entendido que no es posible regresar política ni ideológicamente a las teorías ni posiciones radicales del pasado.

Cierto es que ya se observan movimientos y actitudes violentas y radicales que pretenden provocar temor entre la población, como advirtiendo la posibilidad de regresar a las luchas de calle en caso de que la población rechace electoralmente al gobierno del FMLN. Se buscan excusas artificiales como la privatización del agua, y otras nimiedades para crear desórdenes innecesarios. Nada más equivocado. Nueve años de fracasos políticos no se pueden enmendar en seis meses. La suerte esta echada.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.