Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El modelo de sustitución de exportaciones

José Antonio Quirós B. / Expresidente Coexport

sábado 28, julio 2018 - 12:00 am

El modelo económico de sustitución de importaciones que teníamos fue cambiado al Modelo Económico de Sustitución de Exportaciones. Este cambio del año 95-2005 se hizo aplicando reformas estructurales y las recomendaciones del Consenso de Washington en la economía salvadoreña.  Fueron privatizar los monopolios del Estado, libre movimiento de capitales, apertura comercial sin aranceles y el monetarismo.

Se comenzó privatizando algunos  monopolios naturales  que no tienen  competencia, lo que les permite grandes utilidades (distribución eléctrica,  las petroleras,  cemento, gas, telefonía; los puertos marítimos, aéreos  y el agua no se han  privatizado). Estas privatizaciones  solo las multinacionales pudieron comprarlas por su  valor de venta. Pero estos valores  pactados no son garantía de que se vendieron a su precio real. No existe ningún estudio al respecto.   Los monopolios solo se le permiten al Estado.

Se firmó un Tratado de Libre Comercio (CAFTA) oneroso,  que incluye  la cláusula de Expropiación  Indirecta, que no permite controlar los precios  y usar la devaluación; además aceptamos que las controversias se resolvieran en  el Banco Mundial. Aceptamos  firmar los arbitrajes. Para encadenar esto en 2021 se dolarizó y se implementó arrastrando nuestra  distorsión cambiaria y un tipo de cambio fijo manteniendo la crisis económica.

publicidad

Las privatizaciones han provocado los efectos negativos siguientes:

Descapitalización de la economía nacional por medio de la exportación de renta que han representado más de $1,000 millones al año, lo que puede ir en aumento.

Pérdida nacional del control sobre actividades  esenciales y estratégicas.

Se perdió el control sobre los altos precios y calidad de los servicios rendidos por las multinacionales.

Esta pérdida obligo al Estado a pagar  millonarios subsidios para reducir estos altos precios y no afectar a los consumidores de bajos recursos, esto no es un subsidio, es una regalía del Estado a los monopolios para que ganen más. El Estado reduce sus fondos nacionales los que debían ser aplicados a las necesidades de la economía salvadoreña en crisis.

La libre movilidad de capitales y una  profunda apertura comercial, haciendo a El Salvador uno de los países más abiertos. Esto ha causado que sea posible la externalización de nuestra economía, con los efectos negativos y causa de la quiebra de la industria y agroindustria nacional y el decrecimiento del M1 con las exportaciones de renta y el incremento de las importaciones con un déficit comercial de 5.000 millones al año.

Las apreciaciones fiscales son la  reducción  de  aranceles unilateralmente, esto perjudica al fisco, afectando  la  competitividad de nuestros productos, agravado por la inflación del 70 % provocada cuando se dolarizó comprando los dólares con colones sobrevalorados y no tenemos instrumentos para corregir esta distorsión cambiaria, tenemos un dólar devaluado internamente y apreciado para el exterior y no se puede hacer política cambiaria con el tipo de cambio sin moneda propia.

Las reformas estructurales y la política de economía de mercado y el neoliberalismo, como resultado de la aplicación de estas erradas políticas económicas en las décadas perdidas 1995- 2018. Esta situación ha agravado la crisis económica que tenemos.

La crisis es real y es necesario evaluar los costos, beneficio y su posible solución. Para poder enfrentar la crisis económica salvadoreña, se deberá considerar:

Revisar y hacer un estudio para aplicar constitucionalmente lo que dispone la “Ley de Integración Monetaria”, el “Bimonetarismo”,  es conveniente después de haber establecido lo que dice la Constitución (el colón es la moneda de curso legal) establecer el tipo de cambio real frente al dólar, libra esterlina, yen y euro, caso contrario, la nueva “Sala de lo Constitucional tiene que dar un fallo”. Renegociar los Tratados de Libre Comercio, cancelar las “expropiaciones indirectas”, para tener libertad de usar la “devaluación fiscal”, usar los aranceles. Controlar flujo de capitales, esta medida es de urgencia para proteger el M1 de una corrida  de capitales y las exportaciones de renta que están descapitalizando la economía nacional.

Regular los gastos del Estado, el país no  puede mantener su déficit de la cuenta corriente de $501 millones al año 2017.

Lo que se menciona en este documento es fundamental y necesario, el problema es su factibilidad con la trampa de la “Dolarización” y las otras “Políticas Económicas” mal aplicado en 1995-2001 con la implementación de las recomendaciones del Consenso de Washington, de la economía de mercado, el neoliberalismo.

Todo esto requiere un examen, estudio y  un diagnóstico real de las causas de la crisis económica y su corrección, pensando en el país, no en  los intereses de algunos sectores beneficiados.

Es necesario cambiar el agotado Modelo de Sustitución de Exportaciones por el Modelo de Sustitución de Importaciones Moderno.  Es imperativo cambiar las malas políticas de los tres Órganos del Estado y la corrupción.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.