Cerrar [X]

Editorial & Opinion

“El Muro”, la locura más grande en la historia de Estados Unidos

Ernesto Rivas Gallont / Colaborador

Miércoles 26, Abril 2017 - 12:00 am

La administración del presidente Donald Trump reafirmó este domingo que la financiación de su muro en la frontera con México es una condición para la aprobación del presupuesto estadounidense, corriendo el riesgo de generar una parálisis en el gobierno si fracasan las negociaciones.

Trump espera que el Congreso apruebe en los próximos días una parte de la financiación del muro, promesa emblemática de su campaña.

Si no hay acuerdo, el gobierno corre el riesgo de quedar paralizado el próximo sábado, cuando se cumplen los primeros 100 días de la gestión del magnate presidente, lo que ocasionaría el cierre de facto de las agencias gubernamentales.

publicidad

Modificando un poco su postura anterior, Trump insistió en Twitter que México pagará por el muro “pero más adelante pero debemos comenzar antes”.

Muchos creen que la intención de Donald Trump de construir el muro en la frontera con México sería una locura, pero a estas alturas parece bastante claro que el presidente de los Estados Unidos es, en la opinión de los especialistas, un psicópata calificado como megalómano, que puede ser inclusive sádico. Otros consideran que la idea es “inútil y descabellada”.


Mucha gente consigue trepar el muro frente a la patrulla fronteriza sin ser capturados y eso continuará no importa el muro. Así que la solución no es construir más rejas sino tener más vigilancia”. El muro de unos 3,169 kilómetros, costaría alrededor de US$ 21,600 millones y su construcción tardaría tres años, de acuerdo con un informe interno del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.

A pesar de la insistencia de Trump que México (eventualmente) pagará por el muro, el presidente mexicano dijo formalmente: “En ningún momento aceptaremos nada que vaya en contra de nuestra dignidad como país y nuestra dignidad como mexicanos”. Y agregó: “Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro que México, por supuesto, no pagará”.

La tensión política podría redundar en el presidente. La insistencia de Trump de construir el muro está haciendo, cada vez más, lo que algunos dijeron que haría: está socavando sus relaciones con el Congreso y está colocando a dirigentes republicanos en un escenario imposible de superar, financiar la construcción del muro, pero a costa de colocar al presidente en una situación que entorpecería su habilidad de promover otros temas y políticas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.