Cerrar [X]

Entretenimiento

El padre de Meghan Markle la llevará al altar en la boda real

Agencia AFP

viernes 4, mayo 2018 - 10:21 am

Fotografía: Agencia AFP

Thomas Markle conducirá al altar a su hija Meghan el día de su boda con el príncipe Enrique, el 19 de mayo, y ambos progenitores de la novia “desempeñarán un importante papel” ese día, anunció el viernes el portavoz del palacio de Kensington.

“La mañana de la boda, la señora (Doria) Ragland viajará con la señorita Markle en coche hasta el castillo de Windsor”, a unos 30 km al oeste de Londres, donde tendrá lugar la ceremonia, indicó en una conferencia de prensa.

publicidad

Y el propio Thomas Markle, que está divorciado de Doria Ragland “conducirá a su hija hasta el altar en la capital de St George”.

El mes pasado, el hermanastro de la futura esposa, Thomas Markle Junior, se había quejado en la prensa que su padre y él mismo no habían sido invitados a la boda.


El palacio de Kensington ha rehusado precisar el viernes si otros miembros de la familia de Meghan Markle estarán presentes en la ceremonia.

Thomas Markle y Doria Ragland llegarán a Reino Unidos la misma semana de la boda, “lo que permitirá a la familia del príncipe Enrique, entre ellos la reina, el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles y el duque y la duquesa de Cambridge, pasar tiempo con ellos antes del gran día”.

Meghan, que es estadounidense, ha optado por no tener dama de honor. “Tiene muchas amigas cercanas, y no quiere elegir entre ellas” según el portavoz.

Harry y Meghan, que pasarán separadamente la noche previa a la ceremonia, tal como es tradicional, no partirán de inmediato de viaje de novios. Su primer compromiso oficial como pareja se producirá pocos días después de la boda.

Tras la ceremonia, prevista desde las 11H00 a las 12H00 GMT, la pareja recorrerá Windsor en calesa durante unos 25 minutos, antes de volver al castillo donde esperan los 600 invitados al almuerzo.

Además, 2.640 personas han sido invitadas al parque del castillo para asistir a su llegada y a la de los invitados. Entre estos invitados, que deberán traer su cesta de picnic, hay 1.200 miembros del público y de organizaciones caritativas.

Fuera de los muros del castillo, la policía espera a más de 100.000 personas en Windsor, donde algunas pasarán la noche.

Para la ocasión, se fletarán trenes suplementarios y se creará un parking de 6.000 plazas. También se instalarán pantallas gigantes a lo largo del paseo en calesa que efectuarán los recién casados.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.