Cerrar [X]

Buenos Días

El pastor que asesinaron los pandilleros

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

miércoles 25, julio 2018 - 12:00 am

Leí estupefacto y conmovido la historia sobre un pastor evangélico que fue asesinado el domingo en Tacuba, Ahuachapán. El hombre había dedicado su vida a Dios y su gran pecado fue convertir a varios pandilleros al Evangelio y enderezarles en el camino de la rectitud. La pandilla no se lo perdonó y parece que también le resultaba incómodo a algún policía de la localidad.

José Isaac García Zaldaña es una estadística más para algunos. Pero su historia conmueve. En el relato del periodista Jorge Beltrán, uno puede concluir que las pandillas no perdonan a aquellos que deciden buscar los caminos del Señor. Pero también es lamentable cómo este pastor fue también víctima de la incomprensión de algunos agentes de la PNC que parecían estar en la misma línea que los delincuentes.

García Zaldaña no es el primer pastor asesinado. En 2017 había sido asesinado también el pastor Marcos Méndez  Chávez, frente a su vivienda  en Ciudad Arce, La Libertad.

publicidad

Conozco personalmente de varios sacerdotes católicos que también han sido amenazados por pandilleros cuando su prédica critica sus fechorías o cuando buscan rescatar a los jóvenes de sus garras. Por eso me extraña que la jerarquía católica haya sido tan tímida en condenar a estas bandas delincuenciales.

La Conferencia Episcopal Católica y las asociaciones evangélicas deberían coincidir en la condena hacia estas prácticas, en predicar el rescate de los que se puedan rehabilitar y dejar de ver el problema como un asunto etéreo.

Las pandillas tienen una guerra contra la gente de bien, contra la gente honesta y trabajadora que son la inmensa mayoría de salvadoreños; los acosan, los hostigan, los extorsionan, los asesinan, violan a sus hijas y obligan a sus hijos a ser parte de sus bandas. Es horrible lo que tienen que vivir miles de personas diariamente.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.