Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El prestigio del Órgano Judicial en juego

Dr. Mauricio Eduardo Colorado / Abogado

Lunes 16, Enero 2017 - 12:00 am

Es triste admitir que hay corrupción en la administración pública, pero cuando ese fenómeno ocurre en y con quienes están encargados de aplicar la justicia, la corrupción toma niveles catastróficos. Lo ocurrido con el anterior Fiscal General nos deja la sensación  de que eso es lo que está pasando en la actualidad en nuestro país. Tenemos la certeza de que este mal en la administración de justicia no es de ayer. Este problema está implementado  desde siempre en los tribunales, pero en el presente se ha llegado a niveles jamás vistos que no deben ser tolerados.

La actitud y disposición del actual Fiscal General da una esperanza de que se dé un cambio radical, y se logre rescatar el prestigio que otrora  gozó el gremio de abogados y específicamente el gremio de jueces, administradores pulcros de justicia. En este momento  el Fiscal se encuentra ante una verdadera prueba que deberá librar contra la corrupción.

Para  muestra un botón: En el caso de los delitos sexuales donde por un determinado precio se conseguían los favores sexuales de menores de edad, se decidió que los acusados debían pasar de las bartolinas de la Policía, a los centros penales nacionales, en donde se encuentran todos los que están sometidos a la justicia ordinaria. Primero se mandó a tres de los acusados, pero no al cuarto, que por determinados motivos, se le consideró. (Poco después, se rectificó, y se le mandó a donde la ley manda, al igual que los otros) Sin embargo, con otros reos que estuvieron en la cúspide del poder político, se contradijo el principio universal de que todos los hombres son iguales ante la ley, y se argumentó que los penales estaban sobre saturados, de reos, y se desobedeció la orden judicial del traslado.

publicidad

La pregunta es ¿porque esa saturación se aplica a unos, y a otros no? Porque no es congruente argumentar que la saturación llegó con los últimos cuatro que llegaron. Reconocemos la saturación de las cárceles, pero ¿quién decide quién va a tal o cual penal? Reconocemos también que el hacinamiento carcelario es una realidad en nuestro país, y el ambiente que se vive en tales lugares está en un nivel infra humano, y que a la larga de alguna forma es necesario proteger a los reos de que no sufran vejaciones innobles, pero entonces es necesario regular con medidas prácticas la vida en tales lugares.

Definitivamente este artículo no está defendiendo ni acusando a los reos del ejemplo propuesto, pero es una necesidad adaptarse a una realidad existente en ese mundo de las prisiones. Regresando al tema de este artículo, se impone obligatoriedad en rescatar el prestigio judicial, y aplicar la ley sin distorsiones. Los funcionarios que reciben “mordidas” para alterar el espíritu y texto de la ley, debe ser separado del sistema, y el funcionario que es respetuoso de la normativa,-como el actual Fiscal General,- debe ser reconocido y respetado, por su arriesgada actitud de corrección.

Sabemos y hemos visto como de una forma velada se ha intentado atacar el fiscal desde varios frentes, y con diversos métodos, pero gracias a Dios, tenemos un Fiscal honrado al que no han podido comprar. El deseo de la mayoría de personas, es recuperar el prestigio de la justicia. En una época que me dedique a la docencia, preguntaba a mis alumnos que si estaban estudiando para  ganar mucho dinero, que mejor buscaran otra profesión, porque en el derecho se obtenía prestigio por el actuar del abogado, pero con poco dinero. Para obtener dinero, había que sacrificar la honradez, y aparte a ello se corría riesgos de exponerse a la censura de los ciudadanos.

En los casos recientes, se ha comprobado la teoría expuesta a esos alumnos de mi clase. También van mis felicitaciones a los muy sacrificados jueces  y auxiliares judiciales que hacen honor a la profesión de las leyes, impartiendo justicia dando a cada uno lo que le corresponde. Que Dios ilumine los senderos y las conciencias de quienes dedican su vida  por el bienestar de los habitantes.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Las mentiras dan flores, pero jamás darán frutos

El socialismo del siglo XXI es una bola de mentiras que rueda cuesta abajo, según artículo …

MÁS INFORMACIÓN
El desafío de las elecciones 2018

Las pasadas elecciones estuvieron marcadas de graves y tristes acontecimientos, principalmente deriv...

MÁS INFORMACIÓN
Los valores éticos son la base del sistema democrático

Cientos si no es que miles de veces  hemos escuchado esta frase en boca de los …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons