Cerrar [X]

Buenos Días

El problema no es la señal, son los custodios

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

Lunes 13, Junio 2016 - 12:00 am

alvaro-rojas1Las incautaciones del penal de Cojutepeque en las últimas semanas demuestranque aunque desaparecieran las compañías telefónicas de la faz de la tierra, el problema no es la señal que emiten sus antenas, como erróneamente se ha culpado, sino un profundo esquema de corrupción entre los custodios.

En dos semanas, las autoridades han incautado droga, más de un centenar de celulares y gran cantidad de accesorios.

El problema, insisto, no es la señal telefónica, ni sancionar a las empresas dedicadas a ese rubro en el país, ese es un enfoque equivocado y solo un pequeño factor de una problemática más profunda.

publicidad

Que un aparato tan grande como un panel solar aparezca en un centro penal solo significa que el nivel de corrupción e impunidad de los custodios corruptos y los reos cargados de recursos económicos para comprarlos, es enorme.

Esto es una verdadera burla a las medidas extraordinarias y al estado de emergencia en vigencia en siete penales desde el 29 de marzo pasado. Es simplemente una vergüenza para las autoridades que esto siga sucediendo.


Si la Dirección General de Centros Penales (DGCP) ha establecido mayores controles internos, prohibido las visitas de familiares y obligado a las compañías telefónicas a eliminar la señal e incluso a trasladar antenas cercanas a los penales, ¿por qué siguen apareciendo docenas de aparatos, drogas y hasta el panel solar?, porque hay una corrupción endémica del personal penitenciario.

Mientras no exista una depuración real de los custodios, los delincuentes seguirán a sus anchas en las cárceles, ordenando crímenes, llenándose de recursos económicos para seguir corrompiendo al personal penitenciario y amenazando la paz y tranquilidad de todos los salvadoreños.

 

 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.