Cerrar [X]

Buenos Días

El problema no somos los medios, sino la realidad

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 21, julio 2017 - 12:00 am

La última gran propuesta de solución al problema de la violencia e inseguridad del país es la autoregulación de los medios de comunicación por decreto, una forma disfrazada de control de contenidos que podría buscar que no se publiquen los hechos relacionados con la criminalidad que sufre el país.

Pero el problema no somos los medios de comunicación. El problema es la realidad, una realidad de la que no se puede escapar y que no podemos evadir. Hace más de una década, los medios de comunicación más serios de este país decidimos adoptar unas normas para la cobertura de la violencia, eso incluía el tratamiento digno de las víctimas y buscar formas de contribuir a prevenir este flagelo. Creo que estas normas han sido cumplidas con mucha rectitud y buena voluntad, sin renunciar a informar sobre la triste realidad que vivimos.

El Salvador entero vive masacrado por una violencia imparable, una criminalidad despiadada y cruel. Eso no lo podemos dejar de decir. El asesinato de los dos policías es una muestra.

publicidad

Hablando de ese caso, el mismo director de la PNC, el comisionado Howard Cotto, reconocía ayer que los medios de comunicación serios jamás publicaríamos las imágenes grotescas e indignas del agente asesinado por desmembramiento. Es la diferencia entre un medio serio y esos sitios digitales que han proliferado y que no merecen ni llamarse medios. La autoridad lo sabe y lo reconoce. ¿Entonces para qué quieren autoregularnos por decreto?.

La realidad no se puede ocultar. ¿Alguien puede sentirse seguro en el país si los delincuentes han sido capaces hasta de atacar a los encargados de la seguridad de la familia presidencial, asesinar militares y policías y hasta a sus familiares, cada vez que se les antoja? Regular por decreto a los medios de comunicación no va a arreglar nada de esto.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.