Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El proceso que quiebra las micro y pequeñas empresas

Rafael Domínguez/Periodista

miércoles 4, octubre 2017 - 12:00 am

Muy poco se habla del famoso “quedan” y hasta pareciera un tabú, pero la verdad es que cuando una persona o empresa emite una factura o comprobante de crédito fiscal en El Salvador y lo entrega por un “quedan” está entregando equivalente de dinero en efectivo que lleva implícito el pago del impuesto al IVA (13 %) y el impuesto de pago a cuenta o renta anticipada (calculada del 1.75% del monto de la venta) no sólo eso…faltaría añadir los intereses que ese dinero estancado más sus impuestos generan, pero nadie toma en cuenta esto. Tanto la gran empresa, multinacionales radicadas en el país, así como el propio gobierno, la banca e incluso ONG´s internacionales saben esto y saben que se están aprovechando de esta situación ya que obligan a sus proveedores a emitir factura o crédito fiscal a cambio de este papel llamado “quedan”, y le dicen que le pagarán a 30, 60 o incluso 90 días después de recibida a cabalidad la factura. Por si fuera poco, contadores de muchas de estas empresas tienen por política interna recibir las facturas una vez por mes, en horarios específicos (muchas veces los viernes de 3:00 p.m. a 4:00 p.m.) y si no puede entregarla en ese horario regrese hasta el otro mes…convirtiéndose en una verdadera odisea el simple hecho de entregar su dinero (en forma de factura o crédito fiscal).

Por otro lado y debido a esta práctica (muy salvadoreña), para terminar de “facilitar la vida de los micro y pequeños empresarios”, aparecen usureros ofreciendo comprar los benditos “quedans”, estos más astutos, le ofrecen comprar el quedan pagando el 80 % de lo facturado bajo el modelo de factoraje… ¿Se imagina?…estos micro y pequeños empresarios se han fajado trabajando para ofrecer sus productos y servicios y al final solo recibirán un 80 % del precio pactado ya que el 20 % restante se lo lleva un usurero (no hay otra palabra para describirlos). Pero el premio mayor se lo llevan las empresas que bajo el sello de “Responsabilidad Social Empresarial” le dicen a su proveedor “la buena noticia” que han pactado previamente con un Banco para que le puedan comprar el “quedan” que estas empresas le darán a cambio de su factura o crédito fiscal ahora reducido al 80 % de su valor, irónicamente esperando las gracias y los aplausos por parte de su proveedor.

Uno de los mayores, por no decir el más grande problema de El Salvador, es el desempleo y la falta de oportunidades para obtener uno y es por este tipo de prácticas “financieras” que se ha incrementado el déficit que nos empuja sin duda a la alta tasa de delincuencia en el país.

publicidad

Muchos, por ignorancia administrativa o por pura necesidad de hacer negocio o facturar, no ven el mal de esta práctica de entregar créditos fiscales por adelantado que los lleva a la quiebra y hasta el momento nadie habla del tema ya que pareciera tratarse sin duda de “un gran negocio, para quienes los mantienen y lo exigen como parte del proceso natural de hacer negocios en El Salvador”. Será negocio para el gobierno porque se le deben de pagar de contado los impuestos a pesar que el pequeño y mediano empresario aún no haya recibido su pago, y negocio para las empresas que reciben su débito fiscal y juegan con el dinero de los pequeños para restarlos del IVA .

No estamos en contra de dar crédito, simplemente las cosas serían mucho más sencillas y HUMANAS si existiera una ley que exija emitir facturas o créditos fiscales únicamente a cambio de recibir el pago y se dé crédito únicamente por medio de órdenes de compra (sin tener necesidad de emitir factura o crédito fiscal por anticipado).


Seamos conscientes y humanos…por el bien de El Salvador ayudemos a salir a todos del problema económico, pagando y facturando correctamente, al final todos vamos a prosperar.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.