Cerrar [X]

Editorial

El régimen de Correa se ensaña en un caricaturista

Diario El Mundo

viernes 13, febrero 2015 - 6:32 pm

Antes fueron los extremistas islámicos en Francia que ametrallaron a los célebres caricaturistas de la revista satírica Charlie Hebdo en París. Ahora la caricatura tiene un nuevo enemigo: el régimen de Rafael Correa en Ecuador, que persigue legalmente al ingenioso creativo Javier Bonilla “Bonil”.

Correa, que al igual que todos los gobernantes del llamado Socialismo del Siglo XXI son enemigos acérrimos de la libertad de expresión y controlan todo el aparato del Estado, promovió hace un tiempo la denominada Ley orgánica de comunicación, que impone comisarios políticos para el control de medios. Así, se ha sancionado y multado con cifras espectaculares a periódicos, televisoras y periodistas.

Bajo la ley orgánica de comunicación, en el Ecuador actualmente se castiga la opinión e incluso la opinión dibujada, la opinión caricaturizada. Es el caso “Bonil”, quien criticó la incapacidad de un legislador, en una caricatura, e irónicamente fue acusado por racismo, aunque no hay referencia alguna al color de piel del legislador oficialista.

publicidad

Según Fundamedios, organización ecuatoriana que apoya a medios de comunicación y periodistas, se han abierto 145 procesos contra los medios, se ha castigado a los medios de comunicación por su línea editorial, por las opiniones que emiten, porque el tipo de comedia no le gusta a la autoridad de cumplimiento. Esto hace prever que la opinión crítica, la posibilidad de investigar, la posibilidad de criticar al poder en el Ecuador está en vías de extinción.

Bonil es, pues, la última víctima del autoritarismo del Siglo XXI, como ya ha ocurrido en Venezuela, Bolivia, Cuba, Ecuador o Nicaragua. Un modelo que algunos idealizan en El Salvador.


 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.