Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El salvaje oeste y el Sitramss

Giovanny Preza / Consultor Empresarial.

jueves 18, mayo 2017 - 12:00 am

Hoy en día todos los problemas de país se quedan fuera del ojo público y ciudadano, lo que está de moda es el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss); la resolución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) sobre la medida cautelar que obliga a habilitar para todos los automovilistas el carril segregado del Sitramss a partir del pasado 11 de mayo de 2017.

A raíz de dicha resolución se discute en medios de comunicación y en otros círculos afines al gobierno sobre otros sistemas similares en ciudades europeas y latinoamericanas, pero se les olvida mencionar que en las grandes ciudades modernas del primer mundo, todos los sistemas de transporte están interconectados: los trenes, las líneas de metro, las redes de taxis, las líneas de buses. Es decir, existe un verdadero sistema de transporte que funciona en beneficio de la población y que es administrado eficientemente y de forma transparente por el Estado o por los gobiernos municipales o estatales.

En nuestro país, es un nudo ciego el servicio de transporte público y privado, es como el Salvaje Oeste donde colonos, bandidos, esclavos, nativos americanos, militares y servidores de la ley utilizaban fusiles, carabinas y revólveres para defender la tierra y las personas, pero también para perpetrar delitos. Los ciudadanos vemos como los taxistas legales e ilegales, los microbuseros, los picacheros, los buseros, los empresarios del transporte y los funcionarios de turno dan su punto de vista de la problemática del transporte y todas las opiniones van a su favor y en contra de lo que dicen los demás. Es el colmo que funcionarios públicos y oportunistas políticos en conferencias de prensa y en los medios de comunicación incitan e invitan a la población a no acatar la resolución de la Sala; esto es grave para una joven democracia como la nuestra.

publicidad

Nuestro sistema de transporte público debe de estar en concordancia con la  visión de la Ciudad Capital y del país referente a la prosperidad y desarrollo para los próximos 50 años (algo que no existe) y debe ser sustentable, eficiente, seguro, confiable, accesible, de calidad y que opere de forma transparente e integrado en todos los municipios del Gran San Salvador. De lo contrario, el problema seguirá por años, si no se toma la opinión del ciudadano que es el que vive con dicho caos y si los intereses mezquinos,  particulares y políticos dominan las grandes decisiones de este tema; los usuarios no podemos continuar con este servicio tan caótico que solo funciona para los que hacen de ello un negocio poco transparente, pese a que es vital para la movilidad y en general para la  economía del país. Continuaremos viviendo en el Salvaje Oeste donde el Viceministerio de Transporte (VMT) seguirá siendo el Sheriff, los transportistas serán los forajidos como Billy the Kid y los que abordan las unidades de transporte serán los pobres viajeros de las diligencias que en el desorden, la anarquía y la incomodidad serán maltratados, ofendidos y muchas veces asaltados en las llanuras de la ciudad capital.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.