Cerrar [X]

Buenos Días

El terrorismo y el horrible mundo de hoy

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 18, agosto 2017 - 12:00 am

El buen amigo Carlos Cañas Dinarte, ese brillante e inquieto historiador salvadoreño que vive en Barcelona, estuvo a punto ayer de ser parte de una tragedia más de las que causan los terroristas islámicos en este mundo horrible en el que nos han convertido. Carlos se atrasó cinco minutos en la rutina diaria de llevar a su hija Pippa y eso los salvó de lo peor.

La noticia ya la conocemos. En Las Ramblas, un paseo turístico de Barcelona, una furgoneta, que viajaba a gran velocidad, atropelló a decenas de personas. El resultado fue al menos 13 muertos y más de un centenar de heridos. Condenable. Esos fanáticos están convirtiendo la paz de las plazas en un infierno.

“Yo me atrasé cinco minutos, porque debía llevar a Pippa a una clase y cruzar La Rambla para llevarla al sitio. Fue en esos cinco minutos cuando ha ocurrido ese atentado”, relató Carlos en su página de Facebook.

publicidad

Carlos escribió que “pese a haber vivido toda nuestra guerra, hoy estoy aterrorizado y no dejo de llorar. Hay decenas de personas tiradas en la calle, con cochecitos de bebés a sus lados, gente corriendo, decenas de policías y la calle que queda abajo de la mía está acordonada y evacuada. Gracias por pensar en nosotros”.

El terrorismo, venga de donde venga, siempre debe ser condenado, no puede justificarse de ninguna manera. Hoy fue Carlos el que estuvo a punto de sufrirlo, pero mañana puede ser cualquier familiar o amigo en el extranjero o dentro del país, donde también hay  grupos de criminales desalmados que atacan a civiles inocentes que intentan disfrutar su tiempo libre. Eso también es una forma de terrorismo y lo sufrimos a diario en el país. Vaya nuestro pensamiento y oraciones para las víctimas de este horrible ataque en Barcelona y especialmente por Carlos y su familia.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.