Cerrar [X]

Editorial

El triste destino del puerto de La Unión

Otros

Lunes 19, Septiembre 2016 - 12:00 am

EDITORIAL

Lo que ha pasado con el puerto de La Unión es terrible. Un proyecto de desarrollo, financiado por Japón, inaugurado por dos diferentes presidentes y que termina abandonado y convertido en el estacionamiento más grande del país.

Pero lo más dramático es que un año y medio después de que la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) declarara desierta la concesión del puerto construido en 2008, la autónoma admita que aún carece de un plan específico para darle operatividad a la terminal.

Hay que recordar que éste es un financiamiento que los contribuyentes salvadoreños estamos pagando y es parte del endeudamiento que sufrimos.

publicidad

Por supuesto, las autoridades de CEPA siguen hablando de nuevas posibilidades, pero pareciera que se construyen castillos en el aire y se promete demasiado, sin ejecutarse absolutamente nada y eso es lo preocupante.

El caso del puerto de La Unión nos demuestra cómo la pesada burocracia estatal de tres diferentes gobiernos ha sido incapaz de sacarle provecho a un proyecto que pudo haber fomentado un verdadero polo de desarrollo para el país. Pareciera que la miopía política y la ignorancia en el manejo de este tipo de negocios, seguirá manteniendo al puerto en este abandono que se acerca a una década.


 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.