Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El viaje relámpago

Lunes 19, Octubre 2015 - 12:00 am

El fin de semana del pasado 9 de Octubre viajé a Miami para asistir a una reunión de negocios. En el vuelo coincidieron varios jóvenes que enfundados en la camiseta azul de la selecta después de hacer escala  se dirigían ilusionados  a Houston para presenciar otra derrota de la Selecta  como en efecto pasó. Ya nos acostumbramos a los desempeños mediocres de ésta, fruto de la improvisación y de la falta de visión, pero la ilusión continúa como un amor desesperado. Antes de la reunión en Miami,  uno de mis socios americanos me señalaba con preocupación el riesgo de inversión de país que tenemos debido a la inseguridad que nos asfixia, yo le hablaba de los esfuerzos  que estamos haciendo todos los sectores para al menos indicar a los inversionistas que hemos comenzado a movernos en la reunión correcta.

Posteriormente seis personas nos enfrascamos en una larga reunión enfocada a aspectos técnicos de un proyecto que esperamos arranque el año próximo y no tuvimos tiempo de discutir más en detalle el factor riesgo, pero todos sabemos que este sigue allí, plantado como un factor determinante que pronto habrá que definir. Estoy seguro de que la misma situación enfrentan otros grupos privados que desean crear más trabajo y oportunidades para el país.

El viaje continuó por unos cuantos días más en Carolina del Norte, donde bajo una fría lluvia asistí a un juego de futbol americano, deporte que no entiendo todavía y que por tanto no me entusiasma pero este juego fue la excepción pues participó uno de mis nietos; el juego estuvo reñido y se definió al último minuto, y aunque perdimos,  la distracción hizo bien a mi paz mental.

publicidad

El fin de semana transcurrió en un ambiente tranquilo con la familia de uno de mis hijos, observando el multicolor espectáculo de los árboles otoñales. Me mantuve siguiendo las  noticias de El Salvador; salí triste pero a medio camino me invadió la alegría y esperanza de regresar a mi paisito. Al regreso me encontré con mucho trabajo en mi oficina,  gracias a Dios,  con  una reunión de empresarios de la colonia donde está localizada mi oficina, durante la cual  revisamos los buenos resultados que estamos obteniendo con un Programa de Seguridad Preventiva, y con inesperadas intervenciones en TV y radio sobre la conmemoración de la fecha del 15 de Octubre de 1979. Aquí para la alegría del regreso pues un buen amigo me transcribió el despacho de la prestigiosa revista inglesa The Economist, en la que se consigna que hemos sobrepasado a Honduras como el país más violento del mundo, señalando que la tasa de homicidios es veinte veces mayor que la de EEUU; me he enterado que los partidos políticos todavía siguen discutiendo los nuevos impuestos para la seguridad y que las cúpulas de Arena y del FMLN han decidido mantenerse en sus puestos, enviando así otra mala señal al país.

Sin embargo las lluvias han regresado, el salvadoreño sigue trabajando en medio de la tragedia, prepara la navidad y la visita de los suyos, hace planes para el próximo año y cuando puede se sonríe. Es aquí, en el espíritu de nuestro pueblo, donde está la clave de la solución a esta pesadilla,  hay muchos elementos valiosos que están despertando, cansados de la falta de soluciones, de la corrupción y torpeza de la clase política, la cual debe tomar nota para reciclarse, este pueblo ya ha sufrido mucho, y cuando se busca un mejor destino en otros lares se abre paso por su reconocida laboriosidad, no se olvida de nosotros los que estamos acá y envía las remesas que mantienen a flote al país. Trabajemos, no perdamos la esperanza.


 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.