Cerrar [X]

Buenos Días

El viejo manual en defensa de las dictaduras

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 14, agosto 2017 - 12:00 am

El viejo oficio de defender a las dictaduras sigue vigente en el continente. Cuando las dictaduras militares de derecha gobernaban el continente en los años 70 y 80, cada vez que había una protesta estudiantil de cierta magnitud, había masacres y la justificación de los gobernantes de entonces era que esa protesta se había planificado en La Habana o Moscú, financiada por el expansionismo soviético o castrista.

Es una gran ironía histórica que hoy que Venezuela la gobierna una dictadura militar de izquierda, la justificación de la izquierda internacional para las matanzas de opositores sea que esa protesta se ha planificado en Miami o Washington y financiada por el imperialismo norteamericano.

Dictadura es dictadura y un gobierno que no respeta su propia constitución, sus instituciones, sus elecciones, los derechos humanos y libertades más elementales de sus ciudadanos, será dictadura independientemente del signo ideológico.

publicidad

El FMLN suele decir aquí que el origen de la guerra civil salvadoreña fueron los fraudes electorales de los años 70, pero justifica y aplaude un fraude electoral vergonzoso en Venezuela. Vaya cómo cambian las cosas. El oficio de defender dictaduras y dictadores se mantiene vigente en nuestra región.

Cuando la OEA se reunió en 1979 para condenar la dictadura de Somoza en Nicaragua, la izquierda latinoamericana aplaudía el papel de la organización.


Ahora es risible cómo boicotean los esfuerzos por aplicar la Carta Democrática interamericana y acusan al Secretario General de la OEA de injerencista, llenándolo de insultos y bajezas. El oficio de defender dictaduras y dictadores sigue presente y tristemente, el gobierno de El Salvador está claramente de ese lado.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.