Cerrar [X]

Editorial & Opinion

El violador puede estar en casa… en todo lugar

Jaime Ulises Marinero / Periodista

miércoles 18, octubre 2017 - 12:00 am

Los adultos debemos dialogar siempre con nuestros hijos y estar pendiente de las conductas extrañas, especialmente cuando son niños (as) y adolescentes. Más que sus padres debemos ser sus amigos y generarles confianza.

En los juzgados del país es raro el día en el cual no llegue un caso de violación o agresión sexual en perjuicio de una víctima menor de edad. En un alto porcentaje el denunciado  es un conocido de la víctima. Un padrastro, un tío, un hermano, un amigo de la familia, un primo, un vecino, el pastor de la iglesia, el profesor, etc.

El violador no tiene estrato social ni nivel académico determinado. Hay violadores o agresores en todos los niveles. Puede ser alguien que pasa desapercibido o como un ciudadano cualquiera, hasta honorable a veces. Algunos agresores sexuales son fáciles de detectar porque pululan en las redes sociales o son acosadores permanentes, pero en muchos casos se ocultan en la sociedad.

publicidad

La semana pasada  hubo por lo menos 20  condenas contra violadores en los tribunales del país, uno de los casos más indignante fue el de Rafael N. quien durante meses violó a su hijastra de siete años bajo amenaza de matarla si contaba a su madre lo que ocurría. Resulta que la madre de la niña tenía un trabajo nocturno, por lo que cada noche  dejaba a su compañero de vida con su hija en una colonia de Soyapango.

La niña contó a una compañerita de estudios lo que su padrastro le hacía y de esa manera los maestros se dieron cuentan y contaron todo a la madre que interpuso la denuncia. Tras un juicio, en el que se contó con la declaración de la víctima a través de cámara Gesell, el hombre fue condenado por el Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador a 26 años y ocho meses de prisión. La pena parece poca, pero en este caso es la máxima que contempla la legislación nacional.


En otro caso el Tribunal de Sentencia de San Vicente condenó a 14 años de cárcel a un hombre de 34 años, que convivió maritalmente con una niña durante dos años, desde que la pequeña tenía 12 de edad. Este caso fue conocidoporque la niña fue a pasar consulta a la unidad de salud de San Esteban Catarina, para planificar porque su compañero no quería tener hijos. Afortunadamente los empleados de salud dieron aviso a las autoridades, lo que permitió procesar al hombre que abusaba de la menor. La legislación salvadoreña no permite, bajo ninguna condición, las relaciones sexuales de una persona adulta con una menor de edad.

Las historias de violaciones y agresiones sexuales son tan variopintas como indignantes, tal como el caso de una maestra de un centro escolar de Mejicanos, que teniendo un esposo médico y tres hijos adolescentes, abusaba de un estudiante de 11 años. La profesora fue condenada a 16 años de prisión.

En fin, por los tribunales desfilen cientos de casos, que por la reserva legal a los procesos, a veces no se difunden en los medios. Pero han sido demandados y procesados desde exfuncionarios, empresarios, académicos, obreros, desempleados, pandilleros, religiosos, políticos y todo tipo de hombres y mujeres. Desde luego los porcentajes indican que mayoritariamente son hombres los procesados por delitos de abusos sexuales.

En muchos casos los violadores contactan a sus potenciales víctimas a través de las redes sociales, por eso es trascendente que los padres de familia estemos siempre pendientes de controlar el uso que nuestros hijos realicen de las redes sociales. Sin afectar su privacidad, tenemos que saber quiénes son amigos, qué hacen en las redes, administrarles los horarios y tiempos de uso. Mientras sean menores de edad tenemos que saber orientarlos en todo sentido.  Y es que el violador no es alguien que anda con un rótulo en la frente o la espalda. Puede ser cualquiera y estar en todo lugar. En una oficina, en una esquina, en la calle, en el trabajo, en la escuela, en el vecindario, en el mismo hogar. ¡Cuidado! El violador puede estar al lado. Comunicarse con nuestros hijos es una forma de prevenir violaciones.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.