Cerrar [X]

Economía

Emisión de $1,200 mills. pone en duda solvencia del Estado

FÁTIMA KISTE

Viernes 26, Febrero 2016 - 12:03 am

DEFICITLa petición del Gobierno para poder emitir $1,200 millones en títulos valores y pagar capital e intereses de su deuda de corto plazo hace dudar a analistas económicos sobre la capacidad real de que el Gobierno pueda hacer frente en el futuro al pago de pensiones de los nuevos cotizantes que absorbería, de aprobarse la reforma de pensiones tal cual fue presentada este miércoles por el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres.

La propuesta de Hacienda gira en torno a un sistema mixto donde habría un pilar de reparto al que serían trasladadas todas las personas que ganen menos de dos salarios mínimos ($503.40) y otro de capitalización individual, al cual solo cotizarán las personas con ingresos superiores a ese límite.

Pero, junto al traslado del dinero de un 78 % de cotizantes actuales (quienes ganan menos de $503.40), el Gobierno también asumirá el pago de las pensiones futuras de estos ciudadanos, una promesa cuyo cumplimiento cuestionan analistas como el director del Departamento de Estudios Económicos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), Álvaro Trigueros.

publicidad

“El Estado no tiene capacidad de pagar su deuda, está pidiendo permiso de emitir más deuda para pagar, o sea, ya entró en una espiral de insostenibilidad financiera y ofrece que va a dar seguridad para pagar pensiones, esa es la primera gran contradicción”, dijo Trigueros, durante su participación en un foro sobre la reforma de pensiones organizado por la Universidad Francisco Gavidia (UFG).

Según Trigueros, la solicitud de emitir más deuda es el reflejo del desfinanciamiento de una parte del presupuesto general de la nación, una práctica ya advertida por Fusades en los proyectos de presupuesto de los últimos años, además de mostrar un manejo desordenado de las finanzas públicas, un punto en el que coincidió el asesor macroeconómico y fiscal de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Carlos Pérez.

“Refleja que el Gobierno tiene problemas para gestionar sus finanzas y que no tiene capacidad financiera para hacer frente a sus obligaciones más fundamentales”, señaló.

Pérez explicó que si se aprueba esta nueva emisión de deuda, se destinarán casi $1,000 millones a reestructurar deuda de corto en deuda de plazo. Pero aún así, se estima que el Gobierno debe hacer frente a unos $1,000 millones más en gasto corriente desfinanciado, necesidades para las cuales solo tendrá disponible unos $200 millones del total que ha solicitado.

Es justo en este escenario que los analistas criticaron la reforma presentada de forma sorpresiva ayer, pues afirmaron que la propuesta únicamente busca resolver una parte del problema fiscal de endeudamiento que aqueja al Ejecutivo. Asimismo, recordaron que durante la entrega del proyecto, el ministro de Hacienda reconoció que el sistema mixto nacería desfinanciado, con un faltante que organizaciones como Funde han estimado en $276.8 millones solo para el sistema de reparto.

“Estamos comprando una promesa de pago, y una promesa que tiene problemas”, añadió el representante de Funde.

Durante el foro también participó el secretario general de la Asociación de Trabajadores Municipales (Astram), Rolando Castro, quien criticó que el debate sobre el tema carece de “sinceridad” y de lo que consideró como una falta de sustento técnico para la propuesta. “Nadie está planteando el retiro digno de la clase trabajadora, es más, los grandes ausentes en el debate nacional somos los trabajadores”, agregó.

Los participantes coincidieron en la necesidad de una amplia discusión del tema al interior de la Asamblea Legislativa, de tal forma que la reforma resultante sea consensuada, tras un análisis de los pros y contras de cada uno de los posibles sistemas de pensiones.

“El método antiguo es rápido, pero se pierde credibilidad. El diálogo es lento, pero es más eficaz y más legítimo”, apuntó Trigueros.

Lo que debe saber de la reforma de pensiones

>> EL GOBIERNO PROPONE CREAR UN SISTEMA PREVISIONAL MIXTO, QUE OBLIGUE A ENTREGAR AHORROS Y COTIZAR EN UN RÉGIMEN QUE SERÁ ADMINISTRADO POR EL ESTADO.

DOS REGÍMENES

PÚBLICO

Crearían el Instituto Nacional de Pensiones (INP) para administrar este régimen, donde todos estarían obligados a cotizar. Quienes ganen dos salarios mínimos del comercio cotizarían el 13 % de su sueldo; y no podrían hacer aportes al fondo privado.

PRIVADO

En este régimen cotizarían quienes ganen más de dos salarios mínimos y seguirá a cargo de las AFP. Según la propuesta, el 13 % de dos salarios mínimos va al régimen público, y el 13 % del excedente se queda en este fondo privado.

OBLIGARÁ A ENTREGAR AHORROS

Aporte para crear el INP

Para crear el INP, dice la propuesta del Gobierno, los trabajadores deberán aportar todos o una parte de los ahorros que hasta ahora acumularon en la AFP. La AFP entregará ese dinero al Estado en CIP, que son títulos de deuda pública.

Todos los ahorros

Quienes ganen menos de dos salarios mínimos al momento de la reforma serían obligados a entregar todos sus ahorros. Para los que ganen más, se propone una fórmula que determinará cuánto de sus ahorros tendrían que entregar al Estado.

La fórmula propuesta

Se dividen dos salarios mínimos del sector comercio, entre el salario mensual del cotizante un mes antes de la reforma. El resultado se multiplica por el total ahorrado por el trabajador en la AFP y lo que se obtiene es lo que deberá entregar.

APLICACIÓN DE LA FÓRMULA

El ejemplo

Si la reforma se aprueba hoy, el salario mínimo vigente del comercio y servicios es $251.70, por lo que dos salarios equivalen a $503.40. Supongamos que el cálculo se hará con una persona que ganó $700 un mes antes de la reforma, y tenía ahorrados $10,000.

El cálculo

Primero, indica la fórmula propuesta, se dividen los dos salarios mínimos entre el sueldo devengado un mes antes de la reforma. En este caso se dividen los $503.40 entre los $700 que ganó la persona de nuestro ejemplo un mes antes de los cambios. Resulta 0.72.

El resultado

Para saber cuánto deberá entregar la persona de nuestro ejemplo, se multiplica el 0.72 obtenido en el paso anterior por el total de ahorros acumulados, que son $10,000. El resultado es 7,200 y eso es lo que entregaría al Estado, y el resto quedaría en la AFP.

$200 Millones

Con la emisión, según Funde, habría $200 millones para gasto corriente sin financiar pero se necesitan $1,000 millones.

78 % Cotizantes

El 78 % de cotizantes pasaría al nuevo sistema de reparto en el esquema mixto. A ellos, el Gobierno les promete una pensiÛn.




Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons