Blog

viernes 27, mayo 2016 | 11:09 am

“EN BUSCA DE UNA IDENTIDAD”

De: Francisco Zayas

Por: Juan Glower

1

En Busca de una Identidad es el nombre de la exposición que nos presenta el maestro Zayas, podemos afirmar que se trata de una de las mejores exposiciones del arte abstracto que se ha llevado a cabo en la región. La exposición se divide en dos series: la primera, de gran formato, es intitulada “En Busca de una Identidad” y, la segunda, “ Al Este del Paraíso” nombre sugestivo que nos recuerda al gran novelista norte americano John Steinbeck, también al ícono del celuloide Jimmy Dean, en una actuación que lo inmortalizó. Podríamos hablar demasiado de la gran novela y de la inigualable película, bastaría decir que el drama que se desarrolla entre las páginas de la novela, es suficiente para hablar de lo cotidiano que se agiganta hasta destruir a una familia y, más aún, a toda una comunidad. “Al Este del Paraíso” es un nombre que también denota un lugar, o sea el principio del Edén. Ese es el comienzo de la serie de don Francisco Zayas, es necesario ver como retoma las franja del maestro Mark Rothko y las vuelve a recrear haciéndolas suyas.

2

Les cambia la tonalidad a las franjas y utiliza la sobre posición para insinuar un devenir, no necesariamente para crear la ilusión de profundidad. Un elemento curioso en esta serie es que utiliza el medio del mono tipo, una técnica que se identifica más con al grabado que con la pintura pero, en realidad, es una síntesis de ambos; esta técnica lleva un factor muy especial en su ejecución y es la sensación de espontaneidad, lo que le brinda el sometimiento de la plancha al tórculo y la explosión de colores que sucede al aplicar la presión entre la plancha y el papel.

3

Como mencionamos anteriormente estas imágenes de mono tipos nos recuerdan al maestro Rothko, pero don Francisco Zayas las lleva a una dimensión donde las captura, las transforma y las hace suyas; tanto así que de las franjas y de las superposiciones que parecen recordarnos de lo cotidiano que salta a lo sublime en lo desvanecido del color y la transformación de las franjas a formas imaginarias. Eso ocurre cuando las franjas empiezan a desaparecer, es aquí que aparecen nuevos colores sugerentes de formas sublimes. Es lo que verdaderamente se puede llamar arte abstracto.

4

Al señalar a esta serie del maestro Zayas, como el principio de su tan esperada exposición, que me parece que sobrepasará las expectativas de los conocedores y del público en general. Llega en momento en que se han dado una serie de exposiciones de las cuales se hablará por mucho tiempo, exposiciones como “ La última Cena ̈ que fue censurada por las autoridades de la Secretaría de Cultura, así como la magnífica exposición que presento la Embajada de México, “Mixturas” de Mayra Barraza.

5

Esta serie está elaborada en pequeños y medianos formatos. Por eso resulta impresionante cuando de repente el maestro Zayas salta al formato grande y nos presenta una obra impresionante, una pintura que se muestra libre de prejuicios y con una limpieza tan sutil que parece haber existido al “Este del Paraíso”.

6

Al observar la pintura anterior sentirá usted la grandeza de su simplicidad y en la forma en que seduce al espectador; es el juicio de varios conocedores y el mío propio, que bien puede ser una de las grandes pinturas de la expresión abstracta en la región.

Estamos comentando la serie “En Busca de Identidad” del maestro Zayas, quien con esta muestra se convierte en uno de los más importantes pintores abstractos de nuestra generación.

7

En esta última pintura resalta su sobriedad y nos describe una realidad sombría, reflejando los tiempos que nos han tocado vivir, primero la guerra y ahora la inseguridad. Sin embargo, se asoman dos colores que le brindan alegría y la esperanza de surgir como individuo y como sociedad. Para entender estas pinturas hemos de remontarnos a dos grandes artistas del expresionismo abstracto: Robert Motherwell y su esposa Helen Frankenthaler , ambos de la famosa New York School que desarrollaron las teorías modernas del arte abstracto, a esta escuela también pertenecían: Rothko, Pollock y Kooning. Todos ellos con un estilo diferente y muy distintivo, pero lo que los unía era la teoría detrás de sus obras, que era semejante y que tenían como principal objetivo suprimir los rasgos figurativos y, de ahí, liberar el color para que la mente del espectador llegara a su propia figuración a través de su imaginación.

9

El color dentro del medio blanco y negro es el verde. Esto no quita los claro oscuros que se divisan en la obra, además la forma en que aparecen los colores que apenas se van insinuando hasta hacerse presentes. Ese detalle es lo que le da un valor muy distintivo a la obra del maestro Zayas. La respuesta de esperanza dentro de la oscura realidad que nos ha tocado vivir, el cotidiano quehacer que devora nuestra existencia pero, si bien, hay mucho más que decir , lo dejaremos para que el lector lo interprete a su propia manera, que es el propósito de los maestros de lo abstracto incluyendo al maestro Zayas. No me queda la duda que esta muestra será un evento del cual se hablará como un antes y un después. El maestro Francisco Zayas, en esta ocasión, se ha superado en una forma espectacular y es por eso es que ahora se habla de los Campos de Color en la región, los “Color Fields” de la escuela de Nueva York, los cuales el adopta, cultiva con sus formas y colores propios, dando como frutos un sin número de pinturas personales que interpretan a nuestra sociedad, a nuestra realidad, brindándonos una fusión de Campos de Color, de campos floridos.

10

Debemos mencionar que las últimas cuatro imagen pertenecen a la obra de gran formato, por lo tanto no alcanza la imagen a representar lo exquisito de la obra que se estará exhibiendo en el Museo Forma a partir del jueves dos de junio.