Cerrar [X]

Editorial & Opinion

En El Salvador vivimos deportados

Boris Henríquez / Lic. en Relaciones Internacionales

sábado 9, enero 2016 - 12:00 am

Después de las declaraciones del presidente Barack Obama donde decía que harían ciertas modificaciones con el tema de los inmigrantes, muchos nos alarmamos por los hermanos salvadoreños en el exterior, un tema sumamente importante, incluso para la economía de nuestro país, que en buena medida sobrevive gracias a las remesas. Sin embargo, ahora que han iniciado las redadas en los Estados Unidos y que el tema ya está salpicando a varias familias salvadoreñas, hemos escuchado a funcionarios del gobierno culpar a Estados Unidos por estas acciones, una práctica que se está volviendo costumbre, buscar culpables en lugar de buscar soluciones a este problema.

También escuchamos a algunos diputados pedir un pronunciamiento para que la Asamblea de El Salvador solicite cese a las deportaciones en Estados Unidos, lo que quiere decir que nosotros como El Salvador sí podemos meternos en asuntos de otros países, ¡ah pero cuando hablamos de una Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad dicen que eso es injerencia en nuestro país y que eso es malo!

La verdad de las cosas es que el enfoque principal no debería de ser qué hace Estados Unidos con sus redadas, el enfoque debe de ser qué hace El Salvador en materia de política migratoria. Estamos claros que hay una evidente crisis con el tema y que debe de ser tratada a la brevedad posible, se debe de buscar un acercamiento con la embajada estadounidense para comenzar a dialogar sobre el tema; sin embargo, son medidas “tapahoyos”, porque también es claro que estamos a la deriva sin una política migratoria clara, si ni siquiera podemos garantizar un poco de seguridad para las personas que están siendo deportadas. El Salvador necesita un rumbo al mediano y largo plazo en política migratoria, no podemos seguir reaccionando a crisis coyunturales. Sí, es cierto, duele ver a hermanos honrados trabajando en el extranjero que tengan que ser regresados, pero también duele ver a un gobierno que no se ha preocupado por ellos con políticas públicas responsables que no solo respondan cuando hay crisis como la que estamos viviendo.

publicidad

En lugar de invitar a nuestros hermanos en el extranjero a cerrar las puertas de sus casas y a no abrir hasta que lleguen con una orden judicial como lo ha hecho una diputada, yo invito al gobierno a que se responsabilice con sus tareas responsablemente, porque ¡No son tarea de todos! Invito al gobierno a que en lugar de ofrecernos abrazar la esperanza mejor nos ofrezca soluciones. También invito a los seleccionados nacionales a que en lugar de pedir perdón a la afición por pedir cosas que ustedes consideraban justas para rendir mejor, mejor pidamos por nuestros hermanos en el exterior, por los momentos difíciles que deben de estar atravesando. Por último, invito al presidente Sánchez Cerén a que gestione esta crisis migratoria al más alto nivel y que después se preocupe por gestionar una verdadera política migratoria para El Salvador.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.