Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Equivocadas Políticas Económicas causaron la crisis

Lic. Jose Antonio Quirós B. / Expresidente de Coexport

sábado 24, junio 2017 - 12:00 am

La Balanza de Pagos, es importante: Esta Balanza tiene dos grandes cuentas, la corriente y la de capitales y un renglón de cierre que se llama variaciones de las reservas del Banco Central. Hay tres tipos de Inflación: Inflación de demanda, Inflación de Oferta  éstas no han provocado la inflación. Fue la Inflación Monetaria que causó una inflación del 70 % el año 2001 al comprar los dólares con colones sobrevaluados.

El Tipo de Cambio (TC) responde a muchas variables que son: La Inflación, el TLC y el Déficit de la Cuenta Corriente. Con la dolarización  no tenemos TC propio para          equilibrar las variables y las devaluaciones del dólar son mínimas.

Posteriormente la apertura comercial ha mantenido baja la inflación, con la importación de  productos más  baratos,  esto afectó  los productos nacionales.

publicidad

Esta importación ha causado un déficit comercial sostenido que tenemos, perjudicando el Balance Comercial con saldo negativo de $4,777 millones a $5,000 millones. Éste  fue un 24 % del PIB al año 2007. Este déficit debemos de pagarlo con dólares moneda extranjera la que tenemos que obtener con las exportaciones, la ayuda familiar y los préstamos con Bonos dólar, los que ya no se deben usar. Debemos 18,000 millones.

El TLC y los arbitrajes en El Salvador nos han costado millones, pero ahora con la dolarización no hay ni siquiera política cambiaria y monetaria. El modelo neoclásico con el monetarismo usado por El Salvador tiene su apoyo en la eficiencia del Mercado ¿Este nos salvará de nuestros problemas económicos? No.


La economía se mantiene activa porque tenemos los subsidios artificiales que son: Ayuda Familiar, Déficit Fiscal y Deuda Externa e Interna, ésta ha llevado al gobierno a una crisis económica. La inflación de oferta, el gobierno la reduce con las importaciones con precios bajos. Si tuviéramos nuestra moneda el colón se debía analizar: El déficit del país con el exterior. El tipo de cambio y la tasa de interés tienen una relación muy estrecha. No podemos devaluar la moneda ajena de EE.UU., para quita la distorsión cambiaria que dejó la inflación del 70 % por la compra de los dólares con colones sobrevaluados,  además no resolvería el problema dada la poca elasticidad de la devaluación del dólar por lo que no sería capaz de aumentar las exportaciones, manteniendo los altos costos de producción por tener un dólar devaluado internamente y sobrevaluado en el exterior.

La inflación se debe medir por medio del deflactor PIB, porque ésta mide el cambio en los precios de todos los bienes agregados, no en la canasta de bienes. La decisión entre crecer con inflación o reducir ésta, es un problema político.  Pero donde entran los economistas es en establecer esta relación: ¿Por qué crecer implica tener precios más altos? O peor aún ¿Por qué bajar la inflación  el país deja de crecer?

El Salvador no puede mejorar la economía aplicando políticas económicas sin hacer política monetaria o cambiaria y manteniendo la Distorsión Cambiaria y un dólar devaluado interno y sobrevaluado externo, no podemos competir en los mercados externos. Nuestro déficit comercial es tan grande que el Gobierno únicamente debería responder tratando con un impuesto para evitar la salida de los dólares con el nombre de la Exportación de Renta. En las condiciones que estamos es ya difícil resolver el problema de los  déficit gemelos ( Déficit Fiscal y Comercial).

Tal vez medidas macroeconómicas: los aranceles dirigidos a reducir las importaciones de algunos bienes y obtener ingresos al Fisco, esto sería más útil que hipotecar lo que resta del país a través de los Letes y Bonos.

Tenemos un serio problema con la artificial  baja inflación y la cuenta corriente negativa, nuestras exportaciones no crecen y las importaciones sí crecen.

Para enfrentar la crisis, nosotros no estamos haciendo nada, todo lo contrario, no tenemos economía restrictiva, superávit fiscal y control del dólar. Y esto significa bajar la inflación a costa del crecimiento y aumentar un desempleo. Es de tomar en cuenta que la fortaleza del dólar en crisis, pero revaluándose, amenaza a la economía salvadoreña que se encuentra seriamente aletargada. Quedan así sentadas las bases en El Salvador de la crisis que se inició en 1994: debido a obsesión por la inflación de un digito, apertura general y la mala negociación de TLC y el TC  fijo, que mantenía, la distorsión cambiaria y posterior la dolarización y los Déficit Gemelos que artificialmente han mantenido la economía operando. Esto ya no se puede hacer. Se debe  hacer un diagnóstico técnico no político y preparar la estrategia para salir de esta crisis endógena que tenemos. Es urgente volver a tener un Ministerio de Planificación.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.