Cerrar [X]

Editorial & Opinion

“Es hora que los que podemos, actuemos”

viernes 20, febrero 2015 - 6:32 pm

En el arranque de la campaña publicitaria para pedir el voto, la gran mayoría de diputados y alcaldes ya se habían anticipado a los hechos, en el sentido que desde el mes de marzo del año pasado andan en campaña y aun así se observa que hay una carencia de propuestas que estén conectadas con la realidad en que vive el salvadoreño promedio. De manera que hay ausencia de coherencia y aplicabilidad en algunas propuestas.

En consecuencia, El Salvador no podrá salir delante de la desigualdad y miseria en la que se encuentra, con propuestas populistas y demagógicas ofrecidas en la presente campaña como: traer al país clubes deportivos españoles, mejorar la seguridad aumentando miembros del CAM, la perpetuación de los subsidios, la aplicación de la pena de muerte como una medida de solución al problema de inseguridad, la ambigüedad de la defensa de la familia formada por un hombre y una mujer, falta de claridad en la defensa de la vida, son algunos temas de interés nacional en los cuales algunos diputados han propuesto pero sin fundamento.

Sin embargo, he observado la figura de Josué Alvarado y leído sus propuestas, quien compite por una diputación por San Salvador, en la casilla # 2, con el Movimiento Democrático Cristiano. Y veo que sus propuestas están enfiladas a la realidad del salvadoreño emprendedor, el que sueña y cree en su país, aquel salvadoreño que no estira la mano para que le den, sino el que se esfuerza, el que no se rinde ante las adversidades y no suplica por un empleo, al contrario, se levanta todos los días de madrugada a recoger botellas plásticas y latas de gaseosas para llevar el sustento a su hogar, y no roba ni cobra la renta pese a su pobreza.

publicidad

De modo que Josué Alvarado es un hombre que no viene a ofrecer algo que no haya hecho o que no esté haciendo en la actualidad por los salvadoreños, y esto es lo que vuelve muy interesante su candidatura, ya que proviene de una familia trabajadora y sencilla, de tal forma que esa mística de trabajo lo llevó a tocar puertas en las comunidades más populares de Maryland y Washington.

Algunos clientes le compraban sus productos al ver su insistencia y pasión de trabajo, ya que su inspiración la basó en el texto bíblico Josué 1:9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” de modo que al principio fue duro para Josué Alvarado, ya que los primeros encargos consistían en horchata, queso, crema, pan Lido y otros productos nostálgicos.


Veintiocho años después, rindió frutos el esfuerzo realizado por Josué Alvarado ya que sin la ayuda de Dios no habría iniciado una empresa próspera denominada “Río Grande” que ha creado plazas de trabajo para miles de salvadoreños, también ha contribuido a rehabilitar a varios jóvenes pandilleros, con la aplicación de los programas especiales que trabaja de manera integral con la juventud, en la parte educativa, fomento de valores y, por último, en darles una oportunidad laboral para insertarlos a la vida productiva de la sociedad.

Es así como se ha logrado que 475 jóvenes pandilleros hayan salido de la vida de violencia y consumo de drogas. Asimismo Josué Alvarado le está apostando a programas de prevención de la violencia, por ello fundó un proyecto denominado “Trabajemos por la Paz” orientado a trabajar con niños de ocho y nueve años, que es el caudal que las pandillas utilizan para perpetuar el ciclo de violencia, obligando a estos niños a formar parte de la clica al barrio que pertenece.

De manera que nuestro país necesita más patriotas como Josué Alvarado, que formen parte de la Asamblea Legislativa, que no lleguen a estirar la mano, ni a valerse de los recursos de ella para viajar y conocer otros países, ni a prevalerse de su puesto para ganar licitaciones amañadas del Gobierno, ni comprar bienes del Estado a bajo costo, o a forrarse la vida con un salario de $ 5,000.00 mensuales.

En suma se requiere una nueva generación de diputados con calidad moral, que tengan una familia estable y no de pantalla, preferentemente que sean 100% cristianos verdaderos y no de nombre, que protejan con garras los bienes del pueblo, para que no se malgasten lo poco que se tiene en regalos navideños, bebidas alcohólicas y vehículos suntuosos. Que proteja la familia formada por un hombre y una mujer y que no permita que se legisle a favor del aborto. Estas cualidades las he podido ver en Josué Alvarado, por ello creo que se le debe de brindar el apoyo con el voto.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.