Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Es vital nuestra relación con Taiwán

Armando Rivera Bolaños / Abogado y notario

miércoles 19, julio 2017 - 12:00 am

Recientemente leí un trabajo, supuestamente económico, que contenía un mensaje directo al actual gobierno salvadoreño pidiéndole “la pronta ruptura de relaciones diplomáticas con la República de China Taiwán y abandonar el dólar como moneda oficial”, peticiones muy conocidas que provienen del sector izquierdista. Expresaba, además, que “no podemos seguir sirviendo a la política exterior de Estados Unidos y seguir forzados a unas relaciones diplomáticas con Taiwán, que no le dan ninguna perspectiva positiva a nuestro país y que nos niega, de hecho, tener relaciones con China Popular” (sic). En lo personal, considero que se trata de una opinión que respeto pero que, a la luz de los hechos, resulta alejada de la realidad y contraproducente para el aspecto socioeconómico de El Salvador.

En primer lugar, las relaciones con la República de China Taiwán, se establecieron hace muchas décadas; han sido provechosas para nuestro desarrollo integral y jamás se ha comprobado que estén impuestas por “la política exterior de los Estados Unidos”, o que estamos “forzados” a mantenerlas. Segundo, tampoco es cierto que nuestras fructíferas relaciones con Taiwán “no deparan ninguna perspectiva positiva a nuestro país”. Recientemente, tuvimos la oportunidad de conocer un amplio plan de cooperación, dividido en un abanico de diversos proyectos que se encaminan a dar un gran beneficio para el país, mismos que se vienen generando por parte del gobierno de aquella nación asiática en forma continua, como parte de un actualizado Plan Quinquenal que abarca desde el 2014 y finalizará en 2019.

De conformidad a ese Plan, la cooperación taiwanesa en el campo económico, como en lo técnico y comercial, es amplia y permanente para El Salvador, lo cual nos permite alentar, con firmeza, la confianza de que con ese apoyo podemos salir avantes, ante una crisis económica que afecta al mundo entero.

publicidad

Según el comentario, el establecimiento de relaciones diplomáticas con China Popular es “estratégico en el contexto de una economía global que va trasladando sus volúmenes geopolíticos al oriente”. Para que eso sea cierto, el mundo deberá esperar muchísimos años…si acaso se produce. La última reunión del G-20 en Hamburgo, Alemania, corroboró que la economía global se ha diversificado, a tal punto que hay “potencias económicas emergentes” que, no son precisamente del continente asiático. Pero tornando a nuestro tema, es alentador comprobar que Taiwán nos contribuye con erogaciones y capacitaciones diversas periódicas; proporciona un valioso aporte al fortalecimiento de los intercambios comerciales, abarcando incluso las inversiones y el turismo entre nuestra patria y aquella nación amiga, hechos positivos que pasamos inadvertidos por el tráfago de acontecimientos negativos y violentos que nos distraen. En reciente revisión del Tratado de Libre Comercio, quedó demostrado que la República de China (Taiwán) ¡se ha posicionado como el noveno mercado mundial más grande para la exportación de productos salvadoreños! Un hecho revelador que debe ser considerado por el gobierno y la misma empresa privada, sin escuchar “cantos de sirena”, que nos acerquen a fatales arrecifes.

De igual manera, hablar de “volúmenes geopolíticos” en estos momentos de globalización, es mencionar una tesis desfasada, válida durante la “guerra fría”. Si fuera cierta tal postura ¿Cómo explicarse que China Popular vea con desagrado el incremento balístico de Corea del Norte? ¿Por qué Rusia comparte la idéntica preocupación estadounidense por el auge nuclear iraní? Finalmente, el trabajo en comento, argumenta que “ya es hora de irnos desdolarizando”. Viniendo ese petitorio en momentos difíciles para la economía salvadoreña, resulta paradójico y contraproducente.


Las razones y factores que obligan y vuelven muy necesario mantener el dólar estadounidense como moneda oficial, han sido ampliamente expuestos en este apreciable periódico por reconocidos expertos en la materia, sin ningún tinte político. Dentro de este panorama, confiamos que nuestras relaciones diplomáticas, mercantiles, turísticas y educativas prosigan inalterables y en forma indefinida con la República de China Taiwán, mismas que acrecienten nuestra gratitud y amistad, tal como lo hacemos con todas las naciones del orbe que nos ayudan generosamente…




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.