Cerrar [X]

Buenos Días

Esa repudiable ola de casos de feminicidios

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 5, junio 2018 - 12:00 am

Casi cada semana, un nuevo caso de feminicidio nos estremece, nos conmueve, nos asusta. Sabemos hace rato que el valor de la vida humana está muy devaluado en El Salvador y culpamos a las pandillas y bandas delincuenciales por eso, pero estos casos deben abrir una reflexión introspectiva hacia la sociedad salvadoreña.

Ciertamente el machismo es una variable terrible en nuestra sociedad. La concepción de la superioridad del macho  sigue siendo una constante en muchos hombres, algo que culturamente debemos desterrar educando a nuestros hijos e hijas en este sentido. Ni como practicantes de un machismo detestable ni como víctimas sometidas de esa práctica.

Las últimas víctimas de feminicidio, a manos de sus parejas, muestran tristemente un patrón de comportamiento derivado de ese machismo absurdo. Sujetos que se aprovechan en todo sentido de sus mujeres hasta el nivel de quitarles la vida. Todas eran mujeres profesionales. En muchos casos, ellas mantenían a su pareja.

publicidad

Todos los casos son detestables, repudiables. Pero el caso de Lilian Méndez es tan horrible que  hay que enseñarlo como lección a las jóvenes de lo que puede suceder y cómo no pueden permitirse ningún tipo de abusos de sus parejas, desde el noviazgo.

El sujeto no solo mató a su novia embarazada de ocho meses, sino que hasta planificó borrar las pruebas del asesinato que además había planeado.


Los rostros de esta violencia feminicida no deben olvidarse. Como sociedad debemos ilustrar estos casos para que no se repitan. No hay justificación para ningún asesinato y todos los homicidios y feminicidios merecen nuestra condena total como sociedad, pero debemos tener presente la necesidad de educar a las jóvenes y mujeres para no aceptar este patrón de violencia de sus parejas que hemos visto en estos casos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.