Cerrar [X]

Internacionales

Escándalo por espionaje en México

Redacción Internacional

martes 20, junio 2017 - 12:01 am

Una publicación de The New York Times destapó un escándalo en México al confirmar que defensores de derechos humanos, periodistas y activistas anticorrupción han sido afectados por un programa de espionaje adquirido por el gobierno mexicano desde 2011 que, en teoría, solo debe ser utilizado para investigar a criminales y terroristas.

Entre los blancos del ataque se encuentran abogados que investigan la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, un economista que ayudó a redactar un proyecto de ley anticorrupción, dos de los periodistas más influyentes de México y una estadounidense que representa a víctimas de abusos sexuales cometidos por la policía.

El software, conocido como Pegasus, se infiltra en los teléfonos inteligentes y otros aparatos para monitorear cualquier detalle de la vida diaria de una persona, e incluso puede utilizar el micrófono y la cámara de los teléfonos para realizar vigilancia.

publicidad

La empresa que fabrica el programa, NSO Group, afirma que vende la herramienta exclusivamente a los gobiernos con la condición de que solo sea utilizada para combatir a grupos criminales.

El estudio, presentado ayer en México y publicado por Citizen Lab y Article19, demuestra que cada licencia de infección costaría unos $77.000, según precisó Ana Cristina Ruelas de Article19 en una rueda de prensa.


 

Enemigos del Estado

Carmen Aristegui, la periodista que denunció el escándalo de la Casa Blanca, comprada por la esposa del presidente mexicano Angélica Rivera, fue una de las víctimas de espionaje por parte del gobierno.

“Los agentes del Estado mexicano, lejos de hacer lo que deben hacer legalmente, han utilizado nuestros recursos para cometer ilícitos graves”, apuntó Aristegui, quien además afirmó que su hijo de entonces16 años también fue blanco del espionaje del gobierno.

Aristegui agregó que  “Enrique Peña Nieto tiene que dar explicaciones”.

Entre otras víctimas del  ataque está el personal del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), el equipo de Aristegui Noticias y el periodista Juan Pardinas, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad, quien redactó e impulsó la legislación anticorrupción apodada Ley 3 de 3. “Somos los nuevos enemigos del Estado”, señaló Pardinas.

 

Gobierno dice que “no hay pruebas”

La Presidencia de México aseguró ayer que no hay pruebas de que “agencias del Gobierno sean responsables del supuesto espionaje” en el que se señala que periodistas y activistas fueron blanco de interceptaciones telefónicas.

En una carta a la dirección del rotativo estadounidense The New York Times, el director para Medios Internacionales de la Presidencia de México, Daniel Millán, destacó que “no hay prueba alguna de que agencias del Gobierno mexicano sean responsables del supuesto espionaje descrito en su artículo”. La Presidencia además expresó su respeto a la privacidad y condenó “cualquier intento” de vulnerarla, en respuesta al artículo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.