Cerrar [X]

Internacionales

Familiares de víctimas de Fujimori lamentan “traición” de Kuczynski

AFP

jueves 28, diciembre 2017 - 12:00 am

Traición, injusticia, dolor: eso sienten los familiares de las víctimas de los escuadrones de la muerte del régimen de Alberto Fujimori tras el indulto que el presidente Pedro Pablo Kuczynski concedió al exgobernante peruano.

“Nos sentimos traicionados, sentimos que no hay justicia, la justicia para nosotros no existe”, dice entre lagrimas Rosa Rojas, quien perdió a su marido y su hijo de 8 años. “Esta Navidad fue la peor”.

Familiares de las víctimas y organizaciones políticas y de derechos humanos se movilizaron ayer para tratar de anular el indulto a Fujimori, de 79 años, quien purgaba una condena a 25 años de prisión por las masacres de Barrios Altos y de la Universidad La Cantuta.

publicidad

“Hay una traición hacia nosotros, yo he votado las dos veces por él (Kuczynski) en la primera y la segunda vuelta. Yo creí en él”, dice Rojas, quien conversó con la AFP.

Rojas, comerciante de 52 años, logró salvarse de la matanza de Barrios Altos, ocurrida el 3 de noviembre de 1991 durante una fiesta, de la que escapó corriendo apenas ingresaron los militares con sus rostros cubiertos con pasamontañas.


Obligaron a los asistentes a arrojarse al suelo y les dispararon ráfagas, utilizando silenciadores. Finalmente, uno de los atacantes remató con tiros de gracia a los moribundos.

Quince personas murieron, entre ellas el pequeño hijo de Rosa, que huía en busca de su padre, según relataron supervivientes a la Comisión de la Verdad y Reconciliación, que investigó la violencia política en Perú.

Los atacantes pertenecían al Grupo Colina, un escuadrón del Ejército que perpetró otras acciones en el marco de la guerra sucia, en las que murieron civiles inocentes como los 15 vecinos de Barrios Altos.

“Ellos entraron y dijeron ‘todos los perros tírense al piso’. Lo único que hice es correr para darme cuenta de que no estaban mi esposo y mi hijo”, recuerda Rojas.

“Es una burla, es indignante este indulto”, añadió Rojas.

El indulto que reabrió una profunda herida en Perú

En el viejo solar de Barrios Altos, en la zona central de Lima, siguen las baldosas rojas y negras donde ocurrió la masacre.

Ocho meses después de Barrios Altos, el 18 de julio de 1992, el tenebroso Grupo Colina irrumpió en La Cantuta, una universidad nacional de pedagogía y feudo tradicional de la izquierda.

Nueve estudiantes y un profesor fueron secuestrados, llevados a una zona rural al este de Lima, y ejecutados con disparos en la nuca.

Los cadáveres fueron enterrados clandestinamente en tres fosas, y luego desenterrados y sepultados en otro lugar. Los restos fueron encontrados tras investigaciones de la prensa.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Expresidente Fujimori pide perdón por su gobierno tras indulto

El exmandatario publicó un video en el que pidió disculpas a sus detractores por abusos cometidos ...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.