Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Fondos de pensiones: dinero privado

Rafael Domínguez / Periodista

Miércoles 26, Abril 2017 - 12:00 am

No es primera vez que voy a referirme al tema pero creo que es válido dada la evolución que ha tenido la discusión sobre el Sistema de Ahorro de Pensiones, porque es prioritario al menos establecer los principios de la discusión y es que no puede discutirse sin reconocer que el dinero ahorrado en las AFP es dinero privado y que por principio es diferente en derecho, al dinero público que el Gobierno puede disponer en las cuentas nacionales.

Cuando hablamos de dinero que el Gobierno puede manejar hay que ir a comprender que toda la productividad del país es de origen privado, nace y se reproduce en los hechos de compra y venta, transacciones e intercambios entre privados, estas acciones generan los impuestos que son al trasladarse al Estado, fondos de uso público, es decir, que solo lo que de los privados pasa al Estado se vuelve público, el resto como ganancia o pagos a proveedores, salarios a empleados, ahorro o lo que fuere, mantiene su connotación de privado.

Con base a lo anterior, el Estado, que comprende los órganos e instituciones administrativas solo puede usar lo que a sus arcas llega como impuestos, sean éstos directos o indirectos, pero impuestos al fin. Con este dinero el Estado debe crear su presupuesto, pagar sus bienes y servicios, salarios y proyectos de inversión, pero cuando no tiene lo suficiente puede recurrir a la deuda, la cual adquiere y traslada al fondo público con el respaldo de todos los ciudadanos, es decir que todos la pagaremos.

publicidad

En lo privado, los salarios, las ganancias, lo que posee el ciudadano es de su total posesión y discreción de uso, por lo tanto puede el ciudadano disponer a ahorrarlo o gastarlo, si decide ahorrarlo su posesión no termina porque no lo use inmediatamente, lo mismo sucede con el fondo de pensiones en las AFP que son fondos privados, ahorrados, guardados con un propósito especial que es que ese dinero pueda usarlo su dueño, cuando tenga las condiciones de vejez establecidas en la ley.

Entonces lo privado y lo público son dineros diferentes, ya el ciudadano que paga sus impuestos se ha despojado de su posesión y lo ha trasladado al Estado, éste ahora lo convierte en público y lo usa para el beneficio de todos, tanto del que lo pagó como del que no lo pagó, del que tiene más o del que tiene menos, se supone traducido en servicios y beneficios para el que tiene menos y en más oportunidades para que todos puedan hacer más y producir más.


A dónde quiero llegar, sencillamente a que el Gobierno de El Salvador, no puede simplemente establecer que lo privado ahorrado en las AFP es un dinero de uso público solo porque hay una ley que organiza y establece las condiciones de su uso, mucho menos porque el Estado mismo tenga deuda con el fondo de pensiones porque éste le prestó dinero cuando el Estado no tenía en su momento.

Lo privado debe prevalecer y las AFP, aunque cubren masivamente un servicio, no es un servicio público, sino más bien solo destinado para aquellos que tienen cotizaciones, que pagan mensualmente, que se someten al régimen legal del uso de ese recurso, el resto de población no tiene ni porque preocuparse o detenerse por lo que en este fondo pasa si no tiene cuenta ni dinero ahorrado ahí.

Por el contrario, el Estado debe garantizar, según la Constitución, la pensión de los ciudadanos, pero eso no le da derecho a pretender tomar dinero de donde sea; debe usar el dinero público que ya tiene en sus manos. Así, el Gobierno salvadoreño tiene un presupuesto de $5 mil millones de dinero público al año, del cual puede disponer según su criterio, pero bajo ningún motivo puede disponer de lo privado en las cuentas de las AFP.

Si el Gobierno quiere convertir en público el dinero privado por la fuerza hace una confiscación y eso es inconstitucional, si el Gobierno quiere más dinero público disponible debe revisar sus gastos o sacar más impuestos, pero lo privado es privado y no se toca.

Con estos principios en mente, comencemos la discusión y veamos hacia dónde debe ir la reforma de pensiones, si hacia resolver los problemas del Gobierno o hacia que los dueños del fondo de pensiones reciban más por lo que tienen ahorrado. ¿Qué dice usted ahora?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.