Cerrar [X]

Blog

lunes 11, abril 2016 | 12:13 pm

Herbert Portillo “Frutos de luces y colores”

Por: Juan Glower

Nos comenta don Herbert Portillo que viene de una familia de artistas, pues entre sus parientes se encuentran: músicos, poetas, escritores y otros artistas plásticos como su hermano Nelson Galán. Razón por la cual empieza a dibujar desde que era niño y ya en los primeros años de los ochenta se encuentra realizando exposiciones en galerías como: El Ático, Galería 91 y El Laberinto, entre otras.

imagen 1

El maestro Portillo ha sido reconocido por todas las autoridades culturales de la nación, por su preciosismo: resultado de la virtuosidad de su pincel, y reconocido como uno de los mayores exponentes del hiper­realismo nacional.

imagen 2

Las pinturas de frutas, de don Herbert Portillo, no solo sedujeron a los compradores centroamericanos pero también a los de Florida y Texas; siendo su obra la cual se puede encontrar en la gran mayoría de casas de buen gusto de estos vastos territorios; razón por la cual ha sido tildado de ser un pintor comercial, cosa que si bien es verdad, ya que ha vendido más que la mayoría de pintores nacionales, procede de que haya una razón, ya que no ha sido una moda pasajera y lleva más de tres décadas con una producción vertiginosa solamente igualado por la venta de su obra.

imagen 3

 

Un poeta que le dedicó un poema canta, que cuando un pajarillo volando por su ventana observó las frutas del maestro Portillo, éste se estremeció de la emoción, chocando contra la ventana, herido de muerte suspiró: “¿Quién es ese pintor que a la naturaleza engaña?”

Aunque siempre sigue elaborando sus cuadros de frutas, bodegones de gran belleza y con fondos diversos. Desde hace muchos años ha incursionado a otros temas y estilos de pintura y es así que hoy en día nos presenta cuadros de un abstracto geométrico donde ha logrado fundir lo maté rico con lo efímero.

imagen 4

 

Siguiendo la evolución de don Herbert Portillo encontramos un proceso que ha venido a cristalizar en una nueva pintura abstracta con formas caprichosas y geométricas con el elemento esencial por el cual es conocido: la belleza preciosista de su pincel.

imagen 5

Quisiera referir una anécdota que me sucedió, viendo una película de Hollywood “Burned After Reading” las escenas en medio de un coctel me pareció ver una pintura conocida y cuando volvieron a enfocarla, detrás de los protagonistas, observe unas fabulosas manzanas del maestro Herbert Portillo. Esto no es coincidencia, es fruto de una dedicación desmesurada a la pintura.

Sus bodegones que en el pasado fueron llamados “naturalezas vivas” comienzo y un presente al desarrollo de la pintura del maestro Portillo, quién nos asegura que en su próxima exposición tendrá una nueva pintura con valores que todavía se encuentran ausentes en nuestro medio.

imagen 6