Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Gane quien gane, a trabajar por El Salvador

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 5, marzo 2018 - 12:00 am

Ayer domingo, los salvadoreños tuvimos la oportunidad de escoger a las personas que queremos que nos gobiernen durante los próximos tres años, en la Asamblea Legislativa y en las alcaldías de todo el país. Lamentablemente, la tradición política de América Latina está contaminada por políticos de tan mala calidad que hacen surgir expresiones despreciables como “shitholes” y otras que, aunque son ofensivas y poco honorables, no dejan de ser verdaderas al referirse a determinados funcionarios que además de ser inmorales y corruptos, son ignorantes, maliciosos y oportunistas.

Lejos está nuestro país de integrar los poderes públicos con personas íntegras, porque quien se atreve a dar el paso de ingresar para intentar mejorar el sistema, de inmediato es atacado ferozmente por propios y extraños a forzarlo a que abandone el cargo, bajo amenaza de todo tipo de males, físicas y morales, a manera de que continúe con sus esfuerzos de limpiar o corregir las funciones que se desarrollan en los diferentes cargos públicos.

Citamos como ejemplo los excesivos viajes que se suceden en el Órgano Legislativo, en donde los señores diputados van y vienen a diferentes países en misiones oficiales, pero que a nuestro país, El Salvador, no reportan nada positivo. Igual sucede con la adjudicación de vehículos y gasolina para tales funcionarios (y otros de tantas dependencias) que muy bien podrían utilizar sus propios vehículos para sus necesidades de transporte, y los ahorros que se produzcan, invertirse en necesidades de servicio en la salud pública en hospitales y unidades de salud, siempre tan escasas de materiales y medicinas que necesitan quienes verdaderamente no tienen capacidad para satisfacer tales necesidades.

publicidad

Otras necesidades esenciales se hacen presentes en los rubros de educación y la seguridad pública, en las cuales se advierten irregularidades imperdonables en forma cotidiana. En las escuelas rurales, la falta de profesores es un mal permanente, y la seguridad casi ha desaparecido, debido a que las pandillas han tomado como propios los territorios a base del temor que produce el temor a ser víctimas del homicidio por no obedecer a una extorsión.

Los agentes de seguridad, han entendido que sus familiares se encuentran bajo la inseguridad más absoluta al ser blanco fácil de las pandillas que sin ninguna contemplación ni miramiento asesinan a cualquiera con tal de mantener el poder en determinado territorio.


Ahora que ha pasado el período de las promesas, de las ofertas, y del ofrecimiento del bienestar, llega el período del cumplimiento de lo ofrecido, y de asegurar el bienestar del votante.

No estaría mal un pacto entre partidos del cumplimiento de planes de base común que beneficien a todos los habitantes, sean de cualquier tendencia partidaria, o de ninguna, que al fin de cuentas, todos son salvadoreños o residentes de este sagrado territorio llamado El Salvador. Sabemos que aspirar a semejante petición puede ser difícil, especialmente debido a que los dirigentes tienen en mente intereses muy particulares que difieren en mucho con los intereses generales de las grandes mayorías. Sin embargo, es en estas épocas en que se están definiendo los cargos públicos, cuando se puede pensar en los electores y sus verdaderas necesidades.

Por nuestra parte, reconocemos en algunos pocos funcionarios que sí tienen un verdadero espíritu de servicio y tienen como meta el servicio al prójimo, sea de la ideología que sea. Bien por ellos, aunque sean muy pocos. El problema que se viene ahora es de la campaña presidencial que pese a que la ley permite solamente cuatro meses antes de la elección, se abre desde este momento a ciencia y paciencia del Tribunal Supremo Electoral, que da la impresión de apartarse del tema, sin intervenir en el mismo, con la excusa de que lo único prohibido es pedir el voto. Así que mi estimado lector, prepárese, que le falta un año para recibir un bombardeo de propaganda electoral para las presidenciales de 2019.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.