Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Génesis de la Constitución de 1950

Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional / Autor: Dr. Carlos Armando Domínguez. Constituyente de 1950, en la dignidad actual de su vejez.

viernes 15, diciembre 2017 - 12:00 am

El día 25 de enero de1950, el Consejo de Gobierno Revolucionario convocó a elecciones para que la ciudadanía eligiera al Presidente de la República y a los diputados a la Asamblea Constituyente.

De los 52 diputados electos, 39 pertenecían al Partido Revolucionario de Unificación  Democrática (PRUD), fundado por el mayor Óscar Osorio (quien fuera electo Presidente de la República), y 13 al Partido Acción Renovadora (PAR), cuyo líder era el coronel José Ascencio Menéndez.

El día 11 de mayo de 1950 se celebró la sesión inaugural de la Asamblea Constituyente en el Salón Azul del Palacio Nacional, presidida por el Dr. Reynaldo Galindo Pohl, quien pronunció histórico discurso, del que tomo algunas frases:

publicidad

“La Representación Nacional se dispone a responder a los imperativos del mandato recibido y a concretar sus ideas en un cuerpo de leyes…”.

“Lo dicho y proclamado a lo largo de los años no ha sido demagogia; ha sido convicción. Y he aquí el momento de plasmar en las líneas permanentes de una Carta Magna, esa convicción…”.


“Esta Asamblea tiene que actuar a la altura de su época. El Derecho Constitucional es una doctrina científica que se transforma de acuerdo con la historia. Esta Asamblea tiene que abordar con decisión la totalidad de problemas de interés público, de otro modo no estaría a la altura de su época… y la obra hecha estaría pronto envejecida…”.

“La Constitución de 1886 tiene principios todavía aprovechables. Hay en ellos un legado que ninguna iconoclastia tendría, con frutos, derecho a despreciar. Hay  mucho que destruir; pero hay que destruir lo que ya no tiene savia para la vida. Y hay que ayudar a lo que nace, a lo que está en gestación”.

“El nuevo Derecho… hace del hombre el centro de sus preocupaciones; pero no del hombre abstracto… sino del hombre histórico, concreto, … de carne y hueso…”.

“En ningún caso y por ningún motivo debe descuidarse el desarrollo económico del país; pues la técnica y la industria aseguran el éxito inmediato de las reformas sociales. Pero el desarrollo económico a secas, sin justicia, compromete la estabilidad de las instituciones…”.

“La paz se gana por un nuevo trato de las relaciones sociales… Si hoy no hacemos justicia, mañana nuestros hijos llorarán sobre ruinas…”.

“Reafirmamos nuestra tesis de que la reestructuración de la patria grande es una necesidad histórica para que estos pueblos se presenten con mayor dignidad en el concierto de las naciones…”.

“Esta Asamblea honra la memoria de los que murieron por renovar las instituciones dela República…”.

“En esta obra no hay partidos políticos, aquí sólo hay salvadoreños empeñados en una causa común”… (DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE 1950).

Las personas que integraron la Comisión del Proyecto de Constitución fueron: Dr. Mario Héctor Salazar (Presidente), Dr. Raúl Anaya (Relator),  Dr. Manuel Rafael Reyes (Secretario),don José María Peralta Salazar, Dr. Infieri Reynaldo Galindo Pohl, Dr. Roberto Masferrer, Dr. Manuel Atilio Guandique, Dr. Carlos Octavio Tenorio, Mayor Adolfo Rubio Melhado, Br. Carlos Armando Domínguez, Don Arturo Antonio Castro Ramírez y Contador Benjamín Wilfrido Navarrete.

Sirvió de base principal el “Anteproyecto”, elaborado por encargo del Consejo de Gobierno Revolucionario, por los doctores David Rosales, Mauricio Guzmán, Fernando Basilio Castellanos y Héctor Enrique Jiménez. Ellos nombraron como colaboradores a los entonces bachilleres Alfredo Martínez Moreno, Ramón Ávila Agacio y Emilio Reynaguerra, que  “aportaron con entusiasmo su contingente intelectual y material que se estima valioso y demuestra el valor de la juventud  inteligente, dinámica y de convicciones éticas firmes”.

La discusión del proyecto fue pública. Siempre asistían a las sesiones muchas personas, especialmente estudiantes. Intervinieron, entre otros, el Dr. Gabriel Piloña Araujo; los obreros Napoleón Villacorta, Rafael Gamero, Cayetano Carpio; bachilleres Rodrigo Antonio Velázquez Gamero y Domingo Ramírez; fray Ricardo Fuentes Castellanos, monseñor Rafael Claros; profesor José F. Figeac; las señoras Eva Alcaine de Palomo y Rosa Amelia Guzmán; profesores Francisco Morán y Eliseo Hernández Echegoyén, y el periodista Quino Caso. Ídem los ciudadanos Rodrigo H. Guerra, Jorge Handal y Abraham Rodríguez. La Constitución se promulgó  el 7 de septiembre de 1950 y entró en vigor el 14 del mismo mes. Fue una obra magistral.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.