Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Guatemala: Crónica de un fracaso anunciado

Vanessa Núñez Handal / Abogada, docente y escritora salvadoreña

Sábado 1, Abril 2017 - 12:00 am

La muerte de 40 adolescentes el 8 de marzo del 2017, a causa de un incendio provocado como protesta por los abusos sexuales recibidos en un hogar estatal en Guatemala, detonó lo que obviamente ocurriría tarde o temprano con el gobierno de Jimmy Morales.

Al momento del incendio las adolescentes se encontraban encerradas bajo llave en uno de los salones del lugar. Nadie les abrió.

Pese a los intentos del gobierno por acallar las críticas y cargar a terceros con la responsabilidad, la ciudadanía señaló al Estado como el culpable de la tragedia.

publicidad

El presidente intentó proteger a los funcionarios a cargo del hogar, una de los cuales, se presume, es su amiga personal.

Su reacción ante el suceso fue tan lenta y su indiferencia tal, que casi pareció como si la indignación, que ya se encontraba instalada en la sociedad, no hubiera alcanzado la casa presidencial.


Dos días más tarde, Morales ofreció una conferencia de prensa. Para evadir las preguntas incómodas, abandonó el lugar, dejando tras de sí más dudas que respuestas.

Luego se sabría que Morales había sido informado del motín ocurrido en el hogar seguro, construido para albergar a 500 niños y sobresaturado con más del doble, la noche previa al incendio. La Oficina de Prevención de la Tortura de la Procuraduría de los Derechos Humanos había girado informes a finales del 2016 con relación a los malos tratos ocurridos al interior del hogar. También la jueza de la niñez, Verónica Galicia, había advertido sobre la falta de condiciones.

Inmediatamente después del incendio, la ciudadanía manifestó su indignación mediante el hashtag #FueElEstado. El #YoNoTengoPresidente, que fue parte de las manifestaciones en contra del expresidente Pérez Molina y que impulsaron su renuncia, volvió a sonar en la plaza de la Constitución

El 10 de marzo Morales, pese a haberse negado a responder a los medios de comunicación guatemaltecos, concedió una entrevista a la cadena estadounidense CNN en español. Durante la misma, Morales volvió a mostrarse esquivo y responsabilizó a los jueces que remitieron a las menores en conflicto a dicho hogar. Ante la insistencia del entrevistador se vio obligado a aceptar que la tragedia, sí había sido responsabilidad del Estado guatemalteco.

No fue sino hasta el día 13 de marzo cuando Morales decidió afrontar la situación y anunció la destitución de varios funcionarios de la Secretaría de Bienestar Social. Durante la conferencia de prensa se hizo acompañar de su gabinete de gobierno. De forma inmediata el Ministerio Púbico solicitó la captura de los funcionarios destituidos.

La bancada de congresistas de convergencia presentó, por su parte, una acción penal en contra de Morales por los delitos de ejecución extrajudicial, tortura, incumplimiento de deberes y abuso de autoridad. Las investigaciones en contra del personal que laboraba en el hogar aún se encuentran pendientes.

Según informes preliminares del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, varios cuerpos de las fallecidas mostraban la presencia de ciertas sustancias. Nueve de las sobrevivientes estaban embarazadas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ordenó al Estado de Guatemala otorgar medidas cautelares a favor de los menores sobrevivientes. El Hogar Seguro Virgen de la Asunción, por su parte, fue clausurado y los niños devueltos a sus padres o enviados a otros sitios para su resguardo.

La tragedia de un hogar creado hace siete años para albergar a niños agredidos, huérfanos o con discapacidad, es hoy día considerada una de las peores en la historia del país.

Morales, por su parte, un excomediante que llegó a la presidencia casi por casualidad, no sorprende con su falta de tino para el manejo de crisis. Desde el inicio de su mandato, el gobierno se ha mantenido acéfalo. Su falta de experiencia, capacidad y liderazgo, fue siempre evidente. Y los costos de contar con un inexperto al frente del gobierno están siendo altos para un país que, luego de la crisis del 2015, no parece tocar fondo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Morales, el inconveniente ser inexperto

Guatemala amaneció el domingo 27 de agosto del 2017 convulsionada. Luego de la crisis profunda del …

MÁS INFORMACIÓN
Anastasio Aquino

En 1833 hubo un levantamiento indígena en El Salvador, conocido como “la rebelión de los Nonualcos”. …

MÁS INFORMACIÓN
Irma

De cuando en cuando vuelvo a San Salvador y a mis raíces. Aunque se ubica a …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.