Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Hablemos bien de El Salvador

Fidel López Eguizábal / Docente Investigador Universidad Francisco Gavidia flopez@ufg.edu.sv

martes 5, diciembre 2017 - 12:00 am

Nuestro país lo tiene todo, me refiero específicamente en rubro turístico; está anclado en una zona estratégica y, a pesar de ser uno de los países más pequeños del mundo, tiene muchas cosas positivas. A los turistas extranjeros les agrada El Salvador, ya que en un día pueden disfrutar de playa, montaña y un recorrido por los pueblos vivos. En cada lugar alguien emprende, alguien vende productos y servicios ¿Cambiaríamos nuestro país?

El Ministerio de Turismo lanzó Marca País, en donde el eslogan “El Salvador, grande como su gente” hace referencia a lo que somos: cálidos y amables. En algún lugar del planeta, alguien observa las fotos y videos que tomó al haber disfrutado de las playas El Tunco, El Cuco o Costa del Sol; alguien escaló el volcán de Izalco, y en la noche degustó de la gastronomía y se paseó por El Paseo El Carmen o caminó por las calles de Apaneca, Concepción de Ataco, La Palma, Ilobasco, Suchitoto, Zona Rosa o Parque de la Familia, en La Unión.

Tenemos a muchos profesionales que laboran en diferentes empresas por todo el mundo, tenemos uno de los mejores cafés de calidad y contamos con paisajes asombrosos. Siempre se ha escuchado decir que el salvadoreño es emprendedor y que no se rinde ante las adversidades.

publicidad

Un ejemplo de emprendimiento es Violeta Martínez, quien crea accesorios y carteras con la marca “Vaisa”, ella ha logrado poner en alto al país con sus diseños, es un referente para los diseñadores y para todo emprendedor  que sueña con tener su propia empresa.

Recuerdo a Alfredo Cáder, el creador de UASSIST.ME, cuando estuvo en la Universidad Francisco Gavidia. Exhortó que siempre lleva a las ponencias una caja pequeña, de donde saca una piedra pequeña. Explicó que alguien se hizo famoso por vender ese tipo de piedras. Cáder tiene actualmente casi 200 empleados y sigue emprendiendo nuevos negocios.


No todos tienen las oportunidades para emprender un negocio, pero sí todos podemos hacer de El Salvador un lugar diferente, en donde  haya progreso, paz y   estabilidad laboral para todos ¿Usted se atreve a emprender un negocio? ¿Para qué está pensando en emigrar?

Y, aunque no lo crean, Frank Rubio es el primer salvadoreño que está laborando en la NASA. En 20,000 kilómetros cuadrados tenemos a personas que triunfan. Otros ejemplos claves por sus investigaciones, liderazgo e inventos son: Dra. Isabel de Rodríguez e Ing. René Núñez, ellos son solo dos referencias por mencionar.

Felicito a los “Jóvenes Talentos” de las universidades que tienen ese programa, es una labor de buscar a niños y jóvenes que hacen la diferencia. Se les enseña en diferentes campos de las ciencias. Luego de los aprendizajes, han logrado darle triunfos al Pulgarcito de América  a través de campeonatos regionales y mundiales. Es de felicitarlos, no hay duda.

El Salvador es la tierra de Monseñor Romero, Roque Dalton, de Salarrué, Alfredo Espino, Claudia Lars y tantos intelectuales, quienes han brillado nacional e internacionalmente. Como no mencionar a Carlos Cañas, Cristina López, Alejandro Méndez, Jorge Jiménez, Carlos “Famoso” Hernández, Fernando Llort, German Cáceres, Jorge “Mágico” González, entre tantas personalidades. Disculpen por los que no mencioné, son muchos los que ponen en alto a nuestro amado país.

El Salvador tiene casi a tres millones de personas que no viven acá; sin embargo, están pendientes de lo que sucede. Aplausos para ellos. Y, si alguien se olvidó de este país, le recuerdo que más de alguien lo estará añorando.

Aplausos para cada salvadoreño que lucha fuera del país y envía sus remesas, lo cual contribuye a la educación de sus familiares. Esas son las cosas buenas que suceden en un lugar remoto de este país. Alguien superó y sacó a su familia de la pobreza, gracias a la ayuda de un migrante que se sacrificó por ver en diferentes condiciones a su familia.

El Salvador ha sufrido una guerra, catástrofes naturales y otras tormentas; empero, siempre logra salir adelante. Nunca se rinde. No es fácil para que El Salvador salga del subdesarrollo, pero si todos luchamos unidos podremos tener un mejor panorama en la educación, mejor infraestructura en los servicios públicos y, por ende, muchas empresas para que haya oportunidades laborales. No podemos quedarnos  con los  brazos cruzados: debemos de esforzarnos por tener un mejor país. ¿No lo creen?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.