Cerrar [X]

Buenos Días

Hay que darle significado al 16 de enero

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 18, enero 2018 - 12:00 am

Intentamos entrevistar a uno de los firmantes de los Acuerdos de Paz esta semana y se excusó amablemente diciéndonos que prefería declinar la invitación porque no quería ser parte de una conmemoración pomposa o de un suceso mediático anual.  Me quedé pensando en su respuesta y en lo que resultó el acto de esta semana que recordó el XXVI aniversario de  la firma en el castillo de Chapultepec.

Cada año son los mismos discursos, las mismas promesas de diálogo y de paz, que luego se disipan como la niebla matutina. El país lleva años escuchando, por estos días, aquello de acuerdos de segunda generación o de pacto de nación para luego volver a la misma conflictividad de siempre.

Por  eso la población se ha vuelto tan escéptica cada vez que se habla de acuerdos y de consensos, de visión de nación. Del diente al labio. Más allá no parece haber concordancia con la realidad.

publicidad

Es bueno recordar el fin de la guerra civil. Pero repetir los mismos discursos cada 16 de enero sin que nada más suceda convertirá esta fecha en un día más de actos oficiales y trabazones en el tráfico.

Hay varias generaciones de salvadoreños que están creciendo sin tener idea de lo que fue el conflicto armado, del papel que jugaron sus protagonistas, incluyendo los que hoy nos gobiernan. Si el 16 de enero sigue siendo la celebración pomposa o el suceso mediático del que hablaba esta persona,  en unos años solo será una fecha que servirá de referencia para las efemérides que se enseñan en la primaria.


El 16 de enero debería ser una fecha que signifique algo para aquellos que sufrieron el conflicto en carne propia, pero también a las nuevas generaciones de salvadoreños que hoy ven su país sin esperanza y con mucho cuestionamiento hacia su clase dirigente.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.