Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Hay que endeudarnos para ahorrar?

Miguel Ángel Espinoza / Consultor

jueves 31, mayo 2018 - 12:00 am

El señor ministro de Hacienda, ha presentado a la Asamblea Legislativa, un proyecto de Ley para emitir títulos valores por un monto de $800 millones, para pagar Letras del Tesoro por vencerse, y de esa forma limpiar la tarjeta de crédito del Gobierno de El Salvador.

¿De qué se trata tremendo endeudamiento? Según la nueva diputada del FMLN Yanci Urbina (que no sé si sabe algo de finanzas públicas) nos dice: “Queremos pasar deuda de corto plazo a largo plazo” con la justificación que hay que dar una oportunidad al país de tener estabilidad fiscal, o sea, endeudarse para ahorrar.

¿En realidad son las Letras del Tesoro (Letes) deuda pública de corto plazo? La ley de Administración Financiera Integrada (ley AFI), en su artículo 2, dice: “con el objeto de financiar las deficiencias temporales de la cuenta corriente única del Tesoro Público, faculta al Ministerio de Hacienda para que por medio de la Dirección General de Tesorería   emita Letras del Tesoro cuyo vencimiento no podrá exceder de 360 días contados desde la fecha de su emisión”.

publicidad

Como se puede apreciar la Ley no manda a la Dirección de Inversión y Crédito Público encargada de la administración de la deuda pública a emitir Letes, manda a la Dirección General de Tesorería, entonces ¿podemos decir que es una deuda de corto plazo?, les dejo esto para reflexionar.

En buen salvadoreño, lo que la ley quiere decir es que debido a la estacionalidad de los ingresos, cuando el Tesoro público no cuente con los suficientes recursos para sufragar los gastos corrientes, podrá emitir Letes, para poder hacerle frente a todas la obligaciones, pero al recibir el pago de los impuestos, entonces debe cancelar las Letes, teniendo el cuidado que no pasen de un año desde su fecha de emisión.


Aplicado lo anterior a una persona común y corriente, se entendería que mientras le pagan su salario podrá cubrir sus necesidades básicas con la tarjeta de crédito, pero cuando le paguen deberá cancelar lo comprado con la tarjeta de crédito; si la persona es ordenada con sus gastos, y se limita a gastar según su capacidad, no tendrá problemas y pagará puntualmente su tarjeta de crédito; pero si la persona comienza a gastar fuera de su realidad y “topa” todas sus tarjetas, hasta que ya no pueda pagarlas con su salario, tendrá que recurrir al banco a hacer un préstamo para pagar sus tarjetas, y quedara endeudado por varios años; el problema se agrava si al pagar sus tarjetas sigue consumiendo en forma desordenada y vuelve a “topar” sus tarjetas, esto lo podrá llevar a la quiebra.

Si aplicamos el mismo criterio al gobierno, significa que vamos a limpiar la tarjeta de crédito, para que siga emitiendo Letes, y vuelva a “topar” la tarjeta, hasta llevarnos a la quiebra, en este caso a todos los salvadoreños.

¿Entonces, tiene razón la diputada Urbina al decir que las Letes son deuda de corto plazo? Yo creo que no, los gobiernos responsables adquieren deuda pública para invertir en obras, tales como: hospitales, escuelas, carreteras, presas, etc., las cuales mejorarán el bienestar de la población, pero con la emisión de Letes no se hizo nada de obras, sirvió solo para gastos de consumo, gastos corrientes del gobierno, que no necesariamente le dejan un beneficio de largo plazo para la población.

Entonces, ¿hasta dónde vamos a llegar? No creen que es necesario corregir y ordenarse, limitarse a gastar lo generado por los impuestos, es necesario que llegue un gobierno consciente y comience a eliminar la grasa de todas las instituciones del Estado para adecuar los gastos corrientes a los ingresos que podemos generar, para no ir derechito a la banca rota.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.