Cerrar [X]

Buenos Días

Hay que replicar el éxito contra los secuestros

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 19, abril 2018 - 12:00 am

Hace casi dos décadas, el país sufría una ola de secuestros horrible. Personas de todos los estratos sociales fueron secuestrados y en muchos casos asesinados. Uno de los casos más sonado fue el del niño Gerardo Villeda, quien resultó muerto mientras la Policía intentaba rescatarlo.

Una combinación de buena inteligencia policial, el respaldo legal de la ANEP que pagó querellantes para acusar a los involucrados y el repudio general de la sociedad, fueron acabando con este mal.

Hoy la situación ha resurgido en otra forma de secuestro llamada “desapariciones”. Es técnicamente un secuestro pero no para cobrar recompensa, sino para asesinar y desaparecer el cuerpo de la víctima. Esta semana se presentó en la Asamblea Legislativa una iniciativa de ley para endurecer las penas contra los involucrados en este tipo de hechos, pero eso no basta.

publicidad

El ejemplo de lo que se hizo con los secuestros hay que reavivarlo para combatir la criminalidad. Se necesita verdadera inteligencia policial, se necesita un mejor trabajo investigativo de la Fiscalía y el apoyo de la sociedad entera para combatir este mal.

Hay miles de personas desaparecidas en la última década y quizás haya más que en los 12 años del conflicto armado. Sin embargo, pareciera que no se ha dimensionado esta realidad de la misma manera.


No se trata tampoco de crear nuevos impuestos, porque dinero siempre hará falta; es enfocarse en el uso inteligente de los fondos y en buscar el respaldo generalizado de la ciudadanía para ir luchando contra la impunidad, que es el principal aliado de los criminales que secuestran, desaparecen, extorsionan y asesinan a la población. Hay que retomar esa experiencia exitosa contra los secuestros y mirar juntos hacia adelante una solución contra la inseguridad.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.