Cerrar [X]

Buenos Días

Historias de indiferencia y trabazones

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 21, marzo 2017 - 12:00 am

Ayer por la mañana, un microbusero se cruzó un semáforo en rojo en el bulevar Tutunichapa, nada raro, sucede cada minuto en San Salvador. Lo extraño fue que había una patrulla con agentes de tránsito viendo la escena y también dos motorizados. Se miraron unos a otros y no hicieron nada, se rieron y siguieron conversando.

-¿Qué pasó por sus mentes?, me pregunté. ¿Será que los policías están tan resignados a esa conducta de los motoristas del transporte público que ya les son indiferentes las violaciones a la ley de tránsito? ¿Será que los policías saben que por muchas esquelas que impongan de todas maneras no las van a pagar?  ¿Será que toleraron todo eso por complicidad con los microbuseros?  Todas esas preguntas pasaron por mi mente mientras observaba la conducta de los policías.

Horas más tarde, en el centro de San Salvador, los buseros quedaban como tapón en los semáforos, es decir, viendo la cuadra siguiente topada de tráfico, igual se cruzaban el semáforo en verde sabiendo que obstruirán el cruce de la calle. Vi pasar dos motorizados de la Policía de tránsito y me llené de esperanza que ordenarían el relajo. Me equivoqué, buscaron camino entre los buses que obstruían la pasada y siguieron adelante, sin llamarle la atención a nadie y dejándonos al resto de conductores sufriendo por el tapón. El semáforo simplemente no significa nada para los motoristas y tampoco para los policías de tránsito.

publicidad

Mientras la actitud de indiferencia prevalezca entre los policías de tránsito, ordenar el tráfico será una tarea imposible. Si a los gestores del tráfico del VMT los respetan muy poco y los agentes de la PNC, que deben ser actores permanentes del orden, no hacen nada al respecto, seguiremos teniendo que soportar las trabazones y los abusos de todos los desconsiderados que se creen dueños de la calle. Triste.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.