Cerrar [X]

Economía

Hogares del país están 32 % más endeudados que hace cuatro años

Maryelos Cea

lunes 18, diciembre 2017 - 12:02 am

La deuda que en promedio ha adquirido cada hogar de El Salvador es ahora un tercio más alta que hace cuatro años, indican estimaciones de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), incluidas en su más reciente Informe de Coyuntura Económica.

En El Salvador no hay un cálculo oficial público del endeudamiento promedio de los hogares, explicó Pedro Argumedo, investigador del Departamento de Estudios Económicos (DEC) de Fusades, y por ello elaboró una aproximación basada en metodologías aplicadas en otros países. En este cálculo se utilizó el total del crédito otorgado a los hogares hasta junio de este año y se dividió entre el número de cotizantes que el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) reportó hasta la misma fecha.

¿Por qué los datos del ISSS? Argumedo explicó que, según una encuesta de 2014 elaborada por el Banco Mundial, el 17 % de la población salvadoreña tenía un crédito, cifra que equivale a 793,000 personas. Dado que al cierre de 2016 cotizaron 817,558 salvadoreños al ISSS, “se puede inferir que una parte importante de ellos tiene acceso al crédito”, añadió el vocero de Fusades.

publicidad

Hasta junio pasado, el saldo de créditos otorgados a los hogares —por parte de los bancos, instituciones financieras no bancarias y sociedades de ahorro y crédito- alcanzó $6,951.394 millones, mientras que los cotizantes al ISSS sumaron 819,396. De esta manera, indicó Fusades, cada hogar salvadoreño tenía una deuda promedio de $8,483.60.

Crece la deuda

Aunque en años posteriores a la crisis económica internacional el endeudamiento promedio por hogar llegó a los $6,858, es a partir de enero de 2013 que experimenta el crecimiento sostenido que lo llevó a los niveles actuales.

Entre enero  de 2013 y junio de 2017, el crédito promedio por cada familia salvadoreña aumentó en $2,059.50, al pasar de $6,424.10 a los ya mencionados $8,483.60. Es decir, en cuatro años y cinco meses acumuló un crecimiento del 32.06 %.

En contraste, indicó Argumedo, la creación de empleo no creció a la misma velocidad, desempeño que limita el comportamiento de la cartera de créditos para hogares, pero también pone en aprietos a las familias.

Las estadísticas del ISSS citadas por Fusades indican que el empleo formal ha sufrido una desaceleración y en los últimos 43 meses creció a un promedio anual de 1.6 %, que luego se redujo a 0.6 % en los primeros siete meses de este año. “Esta situación ha afectado las oportunidades de empleo en la familia, lo cual reduce la demanda y limita las posibilidades de obtener crédito en el sistema financiero”, indicó el tanque de pensamiento en su informe.

Hasta septiembre pasado, el crédito para hogares alcanzó $7,033 millones, señalan datos del Banco Central de Reserva (BCR), 4.2 % más que hace un año, pero una tasa inferior a la mostrada en otros momentos.

De ese monto, $2,586 millones correspondieron a préstamos para adquirir vivienda, 1.5 % más que hace un año, pero sumó 48 meses en desaceleración. Los restantes $4,446 millones fueron para consumo y aunque aumentaron 5.8 % anual, ya llevan 42 meses creciendo a tasas cada vez más bajas.

 

Créditos hasta septiembre

 

Total

La cartera de créditos de los bancos, instituciones financieras no bancarias y sociedades de ahorro y crédito alcanzó $12,877 millones hasta septiembre de este año, 5.5 % más que en septiembre de 2016.

Empresas

El 55 % de la cartera de préstamos se destinó a financiar necesidades de los hogares y el 45 % fue para empresas. Los créditos para empresas sumaron $5,844 millones, 7.2 % más que en septiembre del año pasado.

42
Meses
Crédito para hogares destinado al consumo acumuló en septiembre 42 meses de desaceleración continua.

77 %
Informalidad
El 77 % de la nueva fuerza laboral obtiene una ocupación informal o bien se queda sin empleo, señala un estudio de Fusades.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.