Cerrar [X]

Economía

Invertir en estos títulos genera millonarias pérdidas a cotizantes de AFP

Redacción Economía

miércoles 6, septiembre 2017 - 12:55 pm

 

La obligación de invertir los ahorros para pensión en Certificados de Inversión Previsional (CIP) le ha pasado una factura millonaria a los trabajadores de El Salvador, concluye un informe publicado este miércoles por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

Desde 2006, la ley obliga a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) a comprar Certificados de Inversión Previsional (CIP) con el dinero que ahorran sus cotizantes. Estos instrumentos se crearon cuando el Estado tuvo que hacerse cargo de las pensiones del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y del Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP), pues estas entidades habían agotado sus reservas técnicas.

publicidad

En el reporte “Las inversiones obligatorias en CIP reducen las pensiones de los trabajadores”, Fusades explicó que el problema con los CIP es la baja tasa de interés que pagan. Desde un principio, la referencia internacional elegida para calcular los intereses que pagarían no fue congruente con las características de los certificados: se utilizó una tasa para préstamos de corto plazo, cuando los CIP vencían en 25 años. Recientemente, la Asamblea Legislativa aumentó el vencimiento a 50 años.

Lea también: Los CIP deberían pagar más de 8 % de tasa de interés


Cuando se crearon los CIP debían pagar una tasa equivalente a la Libor (London Interbank Offered Rate) más 0.75 puntos porcentuales. Por la crisis internacional de 2008, la Libor cayó a niveles cercanos a 0 % y hasta el año pasado empezó a recuperarse. Por ello, durante mucho tiempo los CIP pagaron a los trabajadores salvadoreños tasas que rondaron el 1 %.

 

60 %
Inversión
Al cierre de 2016, el 60.3 % de los ahorros para pensión estaban invertidos en CIP.

En 2014, una resolución de la Sala de lo Constitucional ordenó a la Asamblea eliminar la Libor de la fórmula e idear una nueva tasa para los certificados. Tras el fallo, las cosas mejoraron para los nuevos certificados, pero no para la deuda acumulada desde 2006, ya que la Asamblea aún no determinado cuánto debe pagar lo emitido antes de 2014.

Hasta el año pasado, indicó Fusades, se habían invertido $5,575.7 millones en CIP A y B, el 60.3 % de todas las inversiones realizadas con los ahorros de los trabajadores.

 

45 %
Límite
La ley permite a las AFP utilizar hasta el 45 % de los ahorros que custodian para comprar CIP.

Destinar esa millonaria cantidad de dinero a las compras de CIP provocó que las cuentas de ahorro para pensión de los trabajadores dejaran de percibir $2,236 millones entre 2007 y 2016, estimó Fusades. La cifra se obtuvo al calcular cuánto habrían recibido los cotizantes si el dinero invertido en CIP se hubiera utilizado para comprar Eurobonos del Estado salvadoreño.

La venta de CIP A permite al Estado obtener dinero para pagar las pensiones del ISSS y el INPEP. La ley establece que para comprar CIP A, las AFP no pueden usar más del 45 % de los ahorros que custodian.

Los CIP B, mientras tanto, generan recursos para que el Estado pague la pensión mínima que otorga a las personas que migraron a las AFP en 1998 cuando se agotan sus ahorros. También permite honrar otros beneficios previsionales. Los CIP B no tienen límite de compra.

Lea también: CIP cubrirían solo 70 % de las pensiones públicas en 2018




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.