Cerrar [X]

Nacionales

Involucran a quinto pandillero en ataque a PPI del Parlacen

Yessica Espinoza

Miércoles 9, Agosto 2017 - 12:01 am

Tres de los enjuiciados están en un centro penal, el otro asistió a la diligencia. / M. Moreno

En la vista pública contra cuatro supuestos pandilleros que habrían asesinado a un agente de la División de Protección a Personalidades Importantes (PPI) en la sede del Parlamento Centroamericano (Parlacen), dos testigos de descargo aseguraron que un quinto pandillero apodado “Cejas” fue el que movilizó uno de los vehículos en que los imputados se dieron a la fuga.

El primer testigo ofertado por la defensa de los imputados y cuestionado por esta misma aseguró ser compañero de trabajo de Diego José Vivas Henríquez, acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) de colaborar con los hechores prestándoles su vehículo. El testigo dijo ante la jueza que  mientras trabajaban en la zona conocida como la arenera, Diego recibió una llamada de “Cejas” pidiéndole el carro y que si no no se lo prestaba “le iba a quebrar las patas” (lo mataría).

publicidad

Minutos más tarde llegó “Cejas”, le arrebató las llaves a Vivas y “se fue buscando la avenida España”, dijo. El compareciente en el juicio indicó que “Cejas” es el supuesto palabrero de la pandilla 18 revolucionarios y que siempre buscan a los transportistas para que les hagan favores a “fuerza”. “Lo pueden matar a uno si no les haces los favores”, manifestó.

En ese sentido, la representación fiscal  preguntó si conocía al señalado y que describiera la ropa con la que andaba el día que supuestamente le arrebató las llaves a Vivas y algunas características físicas. Él respondió que tenía muchos años de conocerlo, pues “lo ha visto crecer” pero que no recordaba cómo vestía y que era de “pelo negro”.

La declaración del segundo testigo de la defensa fue similar y también involucró en los hechos al supuesto palabrero “cipote” de piel blanca que conocía desde hace 15 años pero que no recordaba más.

“Cejas” no figura entre los procesados, pero según la defensa él amenazó a Vivas de muerte si no le prestaba el carro para movilizar a los sujetos que dispararon contra el agente policial.

Ayer, también uno de los testigos de la Fiscalía se equivocó en la fecha del suceso diciendo que el homicidio fue el 15 de julio del 2015, cuando en realidad fue el siete. A pesar de que el testigo se retractó, la defensa se valió de ese error para afirmar que desconocía del caso. El 16 de agosto el Juzgado Especializado de Sentencia B de San Salvador revelará el fallo contra los cuatro acusados por el delito de homicidio agravado y homicidio en grado de tentativa.

 

$000
mAños de cillones
De ser encontrados culpables, los implicados podrían enfrentar una condena de 30 a 50 años de prisión.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons