Cerrar [X]

Política

IPSFA vendió terreno a Inverval a $48 cada vara

lunes 23, febrero 2015 - 12:04 am

La compra de terrenos se realizó en Nuevo Cuscatlán, donde el IPSFA impulsó un proyecto denominado Greenside. /DEM

La compra de terrenos se realizó en Nuevo Cuscatlán, donde el IPSFA impulsó un proyecto denominado Greenside. /DEM

Un total de tres millones 426 mil 18 con 75 centavos fue el precio que pagó la empresa Inversiones Valiosas S.A. de C.V. al Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) por un inmueble que, según el levantamiento topográfico se calculó en 71,739.03 varas cuadradas.

La transacción se hizo el 14 de diciembre de 2012. Un mes y medio antes, el 31 de octubre de 2012, el consejo directivo del IPSFA resolvió autorizar la venta del inmueble en su resolución 408, acta CD-41/2012.

publicidad

En promedio, la vara cuadrada de la propiedad tiene un costo de $47.75 de un inmueble de 72,399.17 varas cuadradas, en una zona en donde una sociedad del presidente legislativo, Sigfrido Reyes, compró a $100 y $120 la vara cuadrada.

Veintitrés días después de las autorizaciones de venta de inmuebles del IPSFA y tres meses y medio después de la creación de Inverval, ésta recibió el millonario crédito para construir las 125 viviendas en esa propiedad que fue vendida por el IPSFA.


Comunidad reclama zona verde

Miembros de una comunidad de Nuevo Cuscatlán denominada “La Esperanza” reclaman que la empresa Inverval es la actual propietaria de una porción de terreno que originalmente fue proyectada como la zona verde de dicha urbanización.

El área de lote que se preveía para la comunidad era de 3,072 varas cuadradas, promesa de un intercambio de reubicación con la empresa constructora Lomas de Santa Elena.

La comunidad habitaba en terreno nacional otorgado por la Asamblea Legislativa, pero en 2008, Lomas de Santa Elena S.A. de C.V reubicó a 123 familias en otro terreno, al oeste de donde residían; en el convenio, según los habitantes, se incluyó una zona verde, en cumplimiento con la ley de urbanismo y construcción, que en planos del Viceministerio de Vivienda, se encontraba al este de la comunidad, pero ésta no se construyó.

Ángel López, residente de La Esperanza II relató a Diario El Mundo que establecieron reglas para la reubicación, una era que “iba a hacer un parquecito para los niños, una canchita de fútbol rápido, una distracción para la comunidad”.

Según una carta firmada por el gerente general del IPSFA, René Díaz, y remitida al exalcalde de Nuevo Cuscatlán, Álvaro Rodríguez, el IPSFA estaba listo para hacer el “desmembramiento simple” y pasar el terreno de zona verde a Lomas de Santa Elena y ésta a su vez, a la comunidad. Pero nunca sucedió.

Diario El Mundo gestionó una entrevista con el gerente general del IPSFA pero fue negada. Al preguntarle vía telefónica dijo: “No era de ellos, todavía no se les había traspasado. Lo que pasa es que mientras no se haya traspasado no es de ellos todavía”. ¿Y por qué no se pasó?, se le preguntó. “No nos convenía ahí”, respondió Díaz. ¿Aunque ya había un convenio que ese terreno iba a ser de ellos?, se le repreguntó. “No había ley”, respondió.

Residentes de La Esperanza II aseguran que la administración actual se comprometió a construirles una zona verde, pero hasta hace un mes sembraron grama en un terreno más pequeño, contiguo a sus residencias.

DOC1

Compraventa. Inverval recibió más de 71 mil varas cuadradas un precio de $3,426,018.75 en Nuevo Cuscatlán e hipotecó esas tierras y futuras viviendas a favor de Alba Petróleos.

DOC2

IPSFA. El 25 de febrero, el IPSFA manifestó su interés de traspasar un área que colindaba con la comunidad La Esperanza II. Algunas personas que viven en este lugar afirman que el área le pertenece a Inverval, luego de la venta que hizo al IPSFA.

PORTADA

Tipos de vivienda. En la zona, la empresa Terrein, del presidente legislativo Sigfrido Reyes y un exasesor legislativo, comercia residencias de lujo tipo loft en Nuevo Cuscatlán, desde $231,900.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.