Editorial & Opinion

Jerusalén, capital de Israel por siempre

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios

sábado 30, diciembre 2017 - 12:00 am

Con la noticia de que el presidente Donald Trump reconoce a Jerusalén como capital de Isarael, queda en evidencia el apoyo total de los Estados Unidos hacia al pueblo de Israel y denota la valentía del presidente Trump al respaldar una decisión que sus antecesosores no tuvieron el coraje de tomar, pese que desde 1995 el Congreso aprobó por abrumadora mayoría una ley instruyendo al poder ejecutivo a establecer la embajada estadounidense en Jerusalén, y los presidentes Bill Clinton, George W. Bush, Barack Obama, habían ofrecido cumplir con ese mandato pero lo aplazaron cuantas veces pudieron.

No obstante esta decisión de reconocer expresamente a Jerusalén como capital de Israel puede acarrear una serie de eventos violentos por parte de grupos terroristas alentados por países pro Palestina, dado que un conjunto de organizaciones nacionalistas palestinas y de grupos islamistas emitieron una declaración conjunta llamando a tres días de “ira popular” para protestar en los territorios palestinos, así como manifestaciones ante las embajadas y consulados de Estados Unidos alrededor del mundo.

Esas manifestaciones empezaron a producirse, aún antes de que la decisión estadounidense se hiciera oficial, en los territorios palestinos y en los campos de refugiados palestinos en Líbano. Luego, empezaron a ser replicadas en ciudades como Ankara, donde hubo una protesta frente a la embajada de Estados Unidos, y en Ammán, donde hubo manifestaciones callejeras en contra de Estados Unidos e Israel.

publicidad

“Esta decisión abre las puertas del infierno para los intereses de Estados Unidos en la región”, dijo a la prensa Ismail Radwan, un portavoz del movimiento palestino Hamás en la Franja de Gaza.

Sin embargo, ningún arqueólogo o historiador le ha dado jamás la razón a Palestina que Jerusalén les pertenezca, pero los registros históricos y arqueologicos, si le han dado la razón a Israel que Jerusalén les ha permanecido por más de tres mil quinientos años, en ese sentido las cruzadas fueron importantes para recuperar Jerusalén, que había sido conquistada de forma brutal por los musulmanes, y según registros históricos fue la única vez que los musulmanes tuvieron a Jerusalén en posesión.


 

Jerusalén no es solo un símbolo religioso cristiano-judío, sino que es el lugar donde Elohin le pidió a Abraham, sacrificar a su hijo Isaac: Y Dios dijo: Toma ahora a tu hijo, tu único, a quien amas, a Isaac, y ve a la tierra de Moriah y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. Genesis 22:1-2; Entonces Salomón empezó a construir el templo del Señor en Jerusalén en el Monte Moriah, donde el Señor había aparecido a su padre David (2 Crónicas 3:1).

En otras palabras, ‘Monte Moriah’ en los tiempos de Abraham era una cima de la montaña aislada en el desierto pero 1000 años más tarde a través de David y Salomón se convirtió en la ciudad central y capital de los israelitas donde construyeron el templo judío.

Por lo tanto, Jerusalén le pertenece al pueblo de Israel, por ser un icono historico y majestuoso, además de ello es el lugar más santo de los santos lugares para los cristianos. Dado que el Señor Jesucristo había pasado la mayor parte de su vida en Jerusalén donde fue crucificado y resucitado al tercer día de su muerte.

De modo que no ha habido ni habrá lugar más importante en la Tierra que Jerusalén para un verdadero cristiano, razón por la cual Jerusalén fue llamada la “Ciudad de Dios”. De manera que cuando los musulmanes conquistaron Jerusalén, por la fuerza, en la que provocaron una matanza espantosa.

Para los cristianos de aquella época ese evento constituía actos de terrorismo, pero para los musulmanes era un acto de fe en la que se debía de derrotar y asesinar a los infieles por mandato del profeta cuando dijo: “Se me ha ordenado combatir a la gente hasta que testifiquen que no hay más dios que Allah y crean en mí y en lo que yo he traído”.

En consecuencia, Jerusalén nunca ha sido ni lo será capital de de los palestinos, ni mucho menos propiedad de los musulmanes. Jerusalén siempre será la capital de Israel, de conformidad con las sagradas escrituras la Biblia, de manera que todos aquellos países que no se alineen ante ello están en contra del creador de los cielos y de la tierra “Elohim” el que nunca duerme.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.