Cerrar [X]

Buenos Días

La basura y la ciudad inundada otra vez…

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

Lunes 17, Julio 2017 - 12:00 am

La fuerte lluvia del miércoles inundó varias zonas del área metropolitana. Era impresionante ver carros hundidos en la zona del Hermano Lejano o en Apopa y la recurrente amenaza en la zona de la colonia Málaga, escenario de aquella tragedia hace unos años.

Cada vez que llueve con fuerza, nuestras calles se inundan. La razón principal es que los tragantes colapsan porque están topados de desperdicios, de basura que lanzamos descaradamente a la calle y que el agua arrastra.

Hay que decirlo claramente, nosotros somos los causantes de estas inundaciones debido a esa pésima costumbre de tirar basura a las calles. Esta semana fui testigo de cómo hay gente que lleva bolsas y sacos enteros de basura, los vacía en las cunetas de las calles del centro capitalino y se retira.  Evidentemente la basura no se irá sola de ahí y luego es arrastrada por las lluvias y ya conocemos el final.

publicidad

Educar en el tema de la basura requiere un profundo cambio de mentalidad de la sociedad. No se puede culpar a las alcaldías o a las autoridades de Medio Ambiente o a los recolectores. Es un problema primordial de conciencia social.

Cada desperdicio que tiramos a la calle implica mayor trabajo para los trabajadores municipales, pero además, afea la ciudad, crea problemas de salubridad -los desperdicios orgánicos se pudren y generan vectores- y finalmente, los desperdicios, en su mayoría inorgánicos, terminan en los tragantes y alcantarillas que luego se traban y provocan tragedias. Encima, los desechos inorgánicos en su mayoría se pueden reciclar y estamos tirando dinero.


Cada vez que le preocupe quedarse atrapado -otra vez- en la próxima inundación, haga memoria cuantas veces tiró la basura por la ventana del bus o de su automóvil y entenderá que usted mismo ha contribuido.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.