Cerrar [X]

Editorial

La calificación crediticia y la clase política

Otros

jueves 5, octubre 2017 - 12:00 am

La agencia  S&P Global Ratings  elevó ayer a “CCC+” la calificación de riesgo soberano de El Salvador, horas después de haber declarado al país en impago. También mejoró levemente la deuda soberana de largo plazo emitida en moneda extranjera y local, y la deuda de corto plazo.

No es para alegrarse ni para consolarse. Seguimos estando en el sótano de las calificaciones de riesgo y esto en gran medida es debido a un ambiente político polarizado e incapaz de encontrar soluciones de largo plazo a la crisis fiscal del país.

La política del precipicio ha prevalecido en los últimos años, solo cuando el país está al borde de caer, los partidos buscan soluciones que salen demasiado caras por haberse postergado tanto tiempo.

publicidad

El analista económico Mauricio Choussy advertía ayer que a los inversionistas “no les gusta invertir en países que tienen problemas fiscales de largo plazo, porque saben que tarde o temprano se va a tener que hacer un ajuste, y tampoco les gusta invertir en un país donde están, como perros y gatos, peleando todo el tiempo. Muy cierto. La clase política ha sido causante de esta realidad.

La irresponsabilidad es tal que no hemos terminado de salir del apuro de la reforma de pensiones y ya el Secretario General del FMLN vuelve a mencionar la intención de nacionalizar el sistema. ¿Qué inversionista puede tomar en serio un país así de impredecible y carente de certidumbre?


 

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.