Cerrar [X]

Buenos Días

La cotidianidad dramática de los niños de la calle

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

Martes 15, Noviembre 2016 - 12:00 am

alvaro-rojas1Por casi dos décadas he pasado más o menos por las mismas calles, las mismas rutas, las mismas paradas en los semáforos, más o menos en los mismos horarios y me he acostumbrado a la cotidianidad de eso, como suele sucederle a la mayoría de la gente.

Pero hay algo que siempre me ha costado mucho asimilar en esta rutina, el deterioro paulatino de los niños y jóvenes de la calle. A algunos los recuerdo muy pequeños y hoy están convertidos en adultos. A algunos los recuerdo con su rostro fresco, vendiendo productos en los semáforos o limpiando vidrios. Hoy duele tanto verles su rostro marchito, su adicción a las drogas y una vida sin futuro ni cambio alguno.

¿Somos culpables como sociedad de esto? ¿Somos una sociedad de indiferentes que vemos esto suceder y no nos conmueve y lo que es peor, no hacemos nada al respecto ni exigimos que se haga algo tampoco?

publicidad

Hay un muchacho en una intersección X, que lo recuerdo hace unos años cómo sobresalía porque siempre andaba limpio y bien peinado. Pero esta semana, después de mucho tiempo sin verlo, lo vi con la mirada perdida, sucio, despeinado y diciendo incoherencias. La maldita droga se lo había consumido.

Otro caso terrible que vi hace un tiempo fue el de un muchacho que atropellaron y nadie se hizo cargo, caminaba con el hueso, literalmente de fuera, mientras inhalaba pegamento para soportar el dolor.

¿Cuántos niños y jóvenes de la calle se hubieran podido rescatar si los gobiernos y otras instituciones no gubernamentales hubieran podido establecer programas eficientes para sacarlos de esas esquinas de perdición? Dos décadas es demasiado tiempo para que no haya sucedido nada en la vida de estos muchachos, que les permita vislumbrar algo mejor.

¿Cuántas décadas más tendremos que esperar para ver algo diferente?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons