Cerrar [X]

Mujer & Salud

La cúrcuma, más que un sazón es un anticancerígeno

Revista VidaSana

jueves 5, octubre 2017 - 12:00 pm

 

La cúrcuma es un rizoma con raíces comestibles que crecen horizontalmente bajo tierra, parecida al jengibre en su exterior es originaria de la india, posee múltiples bondades pero la más significativa sin duda es que ayuda a prevenir y/o a tratar el cáncer.

Según Carlos García Saldaña, miembro de la Sociedad Española de Licenciados, Doctores y Graduados en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (Alcyta) la curcumina, su compuesto central, es la que ha demostrado tener un efecto fisiológico interesante sobre la prevención del cáncer: colorrectal, de páncreas, pulmón, mama y próstata.

publicidad

En la actualidad existe variada evidencia científica que vincula la cúrcuma con estos tipos de cáncer, esto se debe a que induce a la muerte celular en la parte más profunda de las células individuales, eliminando así las células responsables de enfermedades crónicas. Ademas la cúrcuma es una potente sustancia anti-inflamatoria y antioxidante.

Esto lo ratifican los más de 240 estudios publicados en la literatura científica mundial en el último año. Pero te preguntaras ¿cómo puedo introducir esta especie en mi dieta?.


Hay maneras muy sencillas de disfrutar de la cúrcuma para complacer tu paladar y añadir su principio activo, la curcumina, como parte diaria de la dieta que tu cuerpo necesita para mantenerse saludable.

Independientemente de las diferentes recetas, ten en cuenta que para una óptima absorción de la curcumina de la cúrcuma, se requieren tres elementos básicos:

  1. Calor de cocción
  2. Un toque de pimienta negra para absorber mejor los nutrientes de la curcumina.
  3. Una grasa saludable de su elección para proteger la curcumina de los ácidos del estómago antes de entrar en el intestino delgado

Una manera fácil de añadir cúrcuma en su dieta pueden ser las siguientes recetas.

  • La cúrcuma puede darle sazón a tus platos de arroz.
  • Los huevos pueden ser fritos o revueltos con mantequilla o aceite de coco con una pizca generosa de cúrcuma y sal del mar. No olvides la pimienta.
  • Lentejas picantes. Con lentejas verdes o marrones se cocinan alrededor de media hora, cuando las lentejas estén casi hechas, ligeramente revuelva el polvo de cúrcuma en manteca o aceite de coco. Mezclar la cúrcuma y el aceite y con las lentejas y un poco de pimienta negra. (Puedes crear un plato similar con garbanzos o frijoles).
  • También puedes agregarla a un batido. Mezcla media banana con un poco de jengibre rallado o en polvo, miel cruda, jugo de limón recién exprimido, una cucharadita de polen de abeja con dos cucharaditas de pasta de cúrcuma hecho agitando la cúrcuma a fuego en aceite o manteca de coco y pimienta negra.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.