Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La “democracia” según el lente con que se mira

Dr. Mauricio Eduardo Colorado / Abogado

lunes 2, julio 2018 - 12:00 am

El proceso electoral de nuestro país ha puesto a funcionar de diferentes maneras a los diferentes partidos políticos y a sus integrantes, quienes se movilizan en busca de obtener las mejores posiciones en el evento electoral que próximamente se definirá buscándole dueño al órgano ejecutivo para los próximos cinco años.

El partido de gobierno, sacudido hasta los huesos por el evento electoral del 4 de marzo que lo desplazó notablemente del órgano legislativo, lejos de aprender la lección, se aferra al método castrista de imponerse a cualquier precio, para no abandonar el poder, y jamás someterse a la voluntad de las mayorías. De ahí que equivocada y prematuramente la cúpula roja declaró su apoyo al ex ministro de Obras Públicas como candidato, pero obtuvo un revés mayúsculo, cuando las bases del partido escogieron al entonces ministro de Relaciones Exteriores.

Ante la sorpresiva decisión, ni corta ni perezosa, la dirigencia partidaria –lejos de renunciar como sucede en los países civilizados– se adelantó a declarar que quien dirigiría la campaña electoral y elaboraría el programa de gobierno, sería… la tradicional dirigencia, a la cual debería someterse el candidato designado. Dicho de otra manera, el candidato y sus allegados deberían olvidarse de cualquier ilusión de elaborar algún cambio de estrategia o política en el partido político tradicional de izquierda, porque la izquierda radical no cambia, asi sea que se desfase medio o un siglo entero en la historia del mundo.

publicidad

Así lo hizo Fidel desde que tomó el poder por las armas en Cuba, y lo mantuvo hasta más allá de su fallecimiento, continuando la forma de gobierno por medio de su hermano Raúl, quien formalmente ha depositado el poder en un amanuense que ya ha declarado que no habrá cambios fundamentales en la política cubana.

Igual actúa Maduro en Venezuela tras el fallecimiento de Chávez, y Ortega en Nicaragua, quienes se sostienen en el poder con base a la fuerza y la violencia. De esa forma pues, no nos sorprende que en la reciente convención efemelenista, “democráticamente” no se haya permitido a la prensa, y de la misma forma democrática se haya nombrado a la dirigencia jurásica directora de la campaña electoral del candidato presidencial sin posibilidades de modernización. Tales decisiones, hacen posible cualquier intento de alterar el transparente sistema de buscar el relevo del titular del órgano ejecutivo del próximo período.


Los allegados al candidato se han de sentir frustrados al negárseles el derecho de intervenir en la elaboración de ofertas de programas de soluciones a la población; pero una cosa es cierta: la dirigencia no se dejara desplazar bajo ninguna circunstancia. Por otro lado, la derecha tradicional representada por ARENA, que ha designado su candidato presidencial con suficiente antelación, ya ha propuesto modificaciones serias dentro de la dirigencia partidaria, a manera de cambiar las tradicionales “argollas” suponemos por otras más actualizadas. Además busca ahora alianzas con los partidos que en el pasado fueron sus rivales mas serios, e incluso se habla de escoger el candidato a la vicepresidencia de gente perteneciente a estos partidos, reconociendo con ello que el país ha cambiado desde la época gobernada por militares.

También es importante señalar que ambos partidos tradicionales, de izquierda y derecha, enfrentan un fenómeno nuevo llamado Nuevas Ideas, liderado por un curioso personaje que en un inicio llamó la atención del partido “protector de los pobres”, pese a que su padre era el líder musulmán en El Salvador, pero que, llegado el momento que consideró oportuno, tomó su propio liderazgo, y sostiene que es la persona llamada a gobernar este país. Así, se ha generado un revuelo político mayúsculo que trae expectativas en políticos de segunda que ofrecen sus partidos para transportar al personaje de marras a cambio de ¿?. Cosas veredes Sancho Amigo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.