Cerrar [X]

Editorial

La deprimente degradación de la calificación

Alvaro Cruz

lunes 12, diciembre 2016 - 12:00 am

editorialLas malas noticias económicas no paran de llegar en El Salvador, muy a pesar de las cifras optimistas que los informes gubernamentales pretenden presumir, la realidad es bastante complicada.

En menos de tres meses, la agencia Standard and Poor’s (S&P) aplicó una segunda degradación a la calificación de riesgo de El Salvador, otorgándole una “B-”. La calificadora Moody’s hizo lo mismo hace solo unas semanas.

La calificación de riesgo evalúa la capacidad de un Estado o de una empresa para honrar sus compromisos financieros. Así, la categoría “B” se otorga a emisores de deuda vulnerables a incumplir sus pagos, y aunque aún tienen capacidad para ello, cualquier condición desfavorable puede afectarla. Esta nueva degradacióndeja al país a un paso de la categoría “CCC”, que se otorga a emisores con riesgo de incumplir sus pagos, pues dependen de condiciones favorables para honrarlos.

publicidad

Ya vimos cómo hace unas semanas estuvimos al riesgo del impago, un peligro que no ha cesado de existir debido a la falta de acuerdos de largo plazo entre las fuerzas políticas.

La misma posibilidad de que en la Asamblea Legislativa no se apruebe el presupuesto de 2017, es un reflejo de esa carencia de acuerdos, que a la larga, pueden traer consecuencias más graves para El Salvador.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.